domingo, febrero 12, 2012

Mitos protestantes sobre el catolicismo difíciles de erradicar.


Fotografía manipulada


Existen hoy día varios mitos sobre el catolicismo, algunos tratan sobre el Papa, otros sobre los signos y símbolos que usamos los católicos en la liturgia, otros sobre la Virgen María, la Edad media, las cruzadas, la Inquisición, etc. Algunos son tan antiguos como la misma Reforma protestante, han sido heredados de generación en generación, entre los protestantes como es el caso de “La gran ramera del Apocalipsis”, calificativo endosado a Iglesia Católica por Lutero, por su animadversión, mas que por fundamento bíblico.

Los mitos sobre el catolicismo una vez propuestos son difíciles de erradicar,  incluso cuando la Iglesia se ha esmerado mucho en explicar la verdad por medio de catecismos, encíclicas, y demás documentos eclesiales, lo que en realidad confiesa y enseña.

La eficacia del mito fundamentalista radica en que algunos de ellos son difíciles de documentar para el creyente común, y como todo mito apela a la imaginación, a la mente le es mas fácil retener aquello que se le presenta bajo imágenes y presupuestos exagerados. (1)

No pretendo con lo siguiente analizar cada uno de los mitos anti-católicos, porque son tan diversos como variados, pero si quisiera comentar en algunos de los mas comunes entre los protestantes modernos, animando al lector a documentarse sobre los mitos no enlistados a continuación.  


Mito # 1:

Debido a que los católicos rechazan la doctrina de: "sola fide" (sola fe), ellos piensan que uno puede “trabajar” su camino hacia el cielo, mediante todo tipo de buenas obras, rezos e indulgencias, y creen que somos salvados “por las obras.”

La verdad:

El Canon I del Concilio de Trento sobre la justificación declara:

“Si alguno dijere, que el hombre se puede justificar para con Dios por sus propias obras, hechas o con solas las fuerzas de la naturaleza, o por la doctrina de la ley, sin la divina gracia adquirida por Jesucristo; sea excomulgado.”

Explica a su vez el catecismo:

“La gracia, siendo de orden sobrenatural, escapa a nuestra experiencia y sólo puede ser conocida por la fe. Por tanto, no podemos fundarnos en nuestros sentimientos o nuestras obras para deducir de ellos que estamos justificados y salvados”. (2)

Como vimos en estos dos documentos de la Iglesia donde se considera el tema de la justificación, las obras por si solas no meritan nada de parte de Dios, si no son movidas por su gracia.  

Este mito surge debido en parte a que los protestantes enfatizan demasiado en la fe sobre las obras. De ahí que los fundamentalistas piensan que el rezo del Rosario, el Viacrucis, las penitencias, Sacramentos, Purgatorio, rezar a los difuntos y otras practicas piadosas, son practicas adicionales “innecesarias a la obra completa de Cristo.”  


Mito # 2: 

Los Católicos vuelven a re-sacrificar a Cristo en la Misa.

La verdad:

-“Este sacrificio de Cristo es único..,”  (Catecismo Iglesia Católica # 614-18).

- La Eucaristía es el memorial de la Pascua de Cristo, la actualización y la ofrenda sacramental de su único sacrificio.  (Ibíd. 1362-65).

- “...en la Misa, se contiene e inmola incruentamente el mismo Cristo que en el altar de la cruz”. (Ibíd. 1366).

-“Santo Sacrificio, porque actualiza el único sacrificio de Cristo Salvador e incluye la ofrenda de la Iglesia”.  (Ibíd. 1330)


Resumiendo de lo anterior:

El Sacrificio de Cristo en la Cruz, su muerte y resurrección fueron uno, y no se pueden repetir. “Cristo, al resucitar de entre los muertos, ya no muere mas, la muerte ya no tiene dominio sobre el.” (3)

Es un verdadero Sacrificio, en consecuencia, es propiciatorio. “Propiciación”
(cubrir, pagar). –Acción que pagua la ofensa del pecado a Dios para que su santidad y justicia sean satisfechas, y pueda perdonar el pecado–.

Puesto que el hombre continua pecando, la justicia de Dios necesita ser satisfecha continuamente. Solamente mediante un sacrificio como el de Cristo que realizo de una vez para siempre, y que perdure en el tiempo (actualizando el mismo sacrificio de Cristo) como en el sacramento de la Eucaristía, la justicia de Dios puede ser aplacada antes de conferir alguna gracia a la humanidad.


Cristo en la Santa misa se inmola de una forma incruenta, y esto es porque no están presentes ya los que físicamente lo inmolaron de una forma cruel, mas como la Biblia dice que: “penetró en el santuario una vez para siempre, no con sangre de machos cabríos ni  de novillos, sino con su propia sangre…” Hebreos 9:12, su sangre continua siendo derramada y ofrecida al Padre de una forma real y sacramental. De no ser así: “habría tenido que sufrir muchas veces desde la creación del mundo.” Hebreos 9:26,28.

Por eso los protestantes en este punto confunden muerte con sacrificio, un sacrificio puede ser perpetuado sin necesidad de que la muerte física este involucrada. “Os exhorto, pues, hermanos, por la misericordia de Dios, a que os ofrezcáis a vosotros mismos como un sacrificio vivo, santo, agradable a Dios: tal será vuestro culto espiritual.” Romanos 12:1.

En los primeros siglos, surgió también otro mito que aun perdura entre algunos círculos protestantes respecto a la Eucaristía, donde se creía que los católicos eran una secta canibalitica, por que oían decir que en sus celebraciones eucarísticas se llevaba acabo un sacrificio verdadero. Y esto por las mismas causas de los mitos modernos, i.e., por no entender lo que la Iglesia Católica celebra en Misa. 


Mito # 3: 

Los católicos creen que el papa es infalible, eso quiere decir que el Papa no podría pecar.

La verdad:

El Papa es un ser humano como cualquiera, (valla la redundancia), y como todos, tiene que ganarse la salvación con trabajo y sacrificio día a día; “con temor y temblor” Filipenses 2:12.

Cuando Cristo dijo: “…lo que tu ates en la tierra quedara atado en el cielo”, no fue para librar a Pedro del pecado, ni a sus sucesores tampoco toda la vida. La infalibilidad es un carisma que protege las proclamaciones solemnes del Papa (ex-cátedra) en materia de doctrina y moral, (Mt 16:18; Jn 16:13). La infalibilidad pues no libra al Papa del pecado. Tampoco se usa para pronunciar doctrinas nuevas o modificar y cambiar las existentes.


Mito # 4: 

Los católicos adoran a María.

Este mito esta enraizado en un malentendido básico de lo que significa –adorar y venerar–. Y como los demás anacronismos y errores, tiene su fundamento en las tergiversaciones litúrgicas, bíblicas, e históricas.

Si un católico confesara esta creencia a un sacerdote en la confesión sacramental, este le negaría la absolución, a menos que él se comprometa a renunciar a esta idea absurda.

Cito de nuevo lo que realmente enseña la Iglesia Católica: 

“La vida humana se unifica en la adoración del Dios Único. El mandamiento de adorar al único Señor da unidad al hombre y lo salva de una dispersión infinita. La idolatría es una perversión del sentido religioso innato en el hombre. El idólatra es el que ‘aplica a cualquier cosa, en lugar de a Dios, la indestructible noción de Dios’ (Orígenes, Cels. 2, 40).” (4)

“Lo que la fe católica cree acerca de María se funda en lo que cree acerca de Cristo, pero lo que enseña sobre María ilumina a su vez la fe en Cristo.” (5)

"Se la reconoce y se la venera como verdadera Madre de Dios y del Redentor...” (6)

“Por su total adhesión a la voluntad del Padre, a la obra re dentora de su Hijo, a toda moción del Espíritu Santo, la Virgen María es para la Iglesia el modelo de la fe y de la caridad. Por eso es "miembro muy eminente y del todo singular de la Iglesia" (LG 53), incluso constituye "la figura" ["typus"] de la Iglesia (LG 63). (7)


Mito # 5: 

Los católicos llaman a María con el titulo de: “Madre de Dios”, lo cual implica que María fue primero que Dios.  

La verdad:

El titulo de “Madre de Dios” se desprende del de la Encarnación, y solo afirma lo innegable: i.e., que María es verdadera Madre, y que Jesús es verdadero Dios. Con ello confesamos que la Segunda Persona de la Santísima Trinidad, el Hijo eterno de Dios nació de María en el tiempo, y que al nacer, hizo a María una verdadera Madre. Al Nacer Jesús fue constituido una sola Persona con dos naturalezas la divina ,y la humana.

María dio a luz a un Ser con una personalidad divina, y ella es por tanto llamada con justa razón con el titulo de: –Madre de Dios–. Porque el hijo que de ella nació subiste en la naturaleza divina, no en la naturaleza humana. Y es en este sentido que los católicos la honramos con el titulo de: –Madre de Dios–, porque en realidad lo fue, y nada tiene que ver que ella haya existido antes para poder reconocer en ella una verdadera Madre; Madre de Dios.  


Mito # 6: 

Los católicos le rezan a los santos “en vez de” Jesús.

La verdad:

Basta ir a una Misa (máximo culto católico) para darse uno cuenta que este mito no tiene en realidad de donde agarrase con firmeza. Todas las oraciones son solo atreves de Jesús, y no de María o de alguno de los santos. Basta también hacer una lectura comprensiva de la doctrina católica para darse cuenta de que la Iglesia no enseña que hay que rezarle a María y a los santos: “en vez de” Jesús.

Rezarle a María o a los santos “en vez de” Jesús como arrima este mito, seria idolatría según el catolicismo. Si fuera este mito cierto, entonces la seria en efecto una Iglesia idolatra y además hipócrita, porque también enseña contra la idolatría. (8).


Mito # 7: 

Los católicos adoran estatuas e imágenes.

La verdad:

Este mito es uno de los mas usados por los protestantes. La realidad es que los católicos usamos imágenes y estatuas como medios visuales para conmemorar a los santos, mas no las adoramos.

El Catecismo # 1159; 1192 dice:

La imagen sagrada, el icono litúrgico, representa principalmente a Cristo. No puede representar a Dios invisible e incomprensible; la Encarnación del Hijo de Dios inauguró una nueva "economía" de las imágenes: En otro tiempo, Dios, que no tenía cuerpo ni figura, no podía de ningún modo ser representado con una imagen. Pero ahora que se ha hecho ver en la carne y que ha vivido con los hombres, puedo hacer una imagen de lo que he visto de Dios... con el rostro descubierto contemplamos la gloria del Señor. [San Juan Damasceno]

Las imágenes sagradas, presentes en nuestras iglesias y en nuestras casas, están destinadas a despertar y alimentar nuestra fe en el Misterio de Cristo. A través del icono de Cristo y de sus obras de salvación, es a El a quien adoramos. A través de las sagradas imágenes de la Santísima Madre de Dios, de los ángeles y de los santos, veneramos a quienes en ellas son representados.
  

Mito # 8: 

La Iglesia católica cree que para salvarse uno tiene que pertenecer a esta Religión.

La verdad:

La afirmación de la Iglesia de que: “fuera de esta Iglesia no hay salvación” lo aclara que esta afirmación no se refiere a los que, sin culpa suya, no conocen a Cristo y a su Iglesia:

Los que sin culpa suya no conocen el Evangelio de Cristo y su Iglesia, pero buscan a Dios con sincero corazón e intentan en su vida, con la ayuda de la gracia, hacer la voluntad de Dios, conocida a través de lo que les dice su conciencia, pueden conseguir la salvación eterna (9).

Esta máxima antigua, fue dirigida a los que ya eran miembros de la Iglesia, con el fin de advertirles persuadirles de no ingresar a sectas heréticas o abandonar la fe católica. No fue ni ha sido nunca una sentencia para condenar a los creyentes no-católicos o a otras religiones.


Mito # 9: 

El abuso sexual en la Iglesia Católica es mas frecuente que en otras iglesias, y es debido al celibato que imponen a los sacerdotes pues este conduce a la pedofilia. Si se les permitiera casarse acabaría todo eso.

La verdad:

Primero que nada, la Iglesia Católica no “impone” el celibato a nadie. Si yo quisiera ser miembro de una sociedad donde esta prohibido fumar, ¿significa que ellos me “imponen” a mi esta regla de abstinencia al cigarrillo? ¡No! Significa que por mi libre decisión he querido ser miembro evitando en todo no violar la regla impuesta por esa institución.

Y de hecho, el celibato no es la regla para todos los sacerdotes católicos. Para católicos de Rito Oriental, los sacerdotes casados ​​son la norma, tal y como son para los demás cristianos orientales.

Segundo, el celibato no es la causa del abuso de menores, es mas bien el desacato a esta norma, o por diversos motivos heterogéneos, i.e., cuestiones psicológicas, concupiscencia, abuso infantil etc.

La castidad implica un aprendizaje del dominio de sí, que es una pedagogía de la libertad humana. La alternativa es clara: o el hombre controla sus pasiones y obtiene la paz, o se deja dominar por ellas y se hace desgraciado. (10)

Esto es como decir: “La abstinencia al sexo da pie a la promiscuidad.” Lo cierto es que el celibato no es causa de ninguna adicción sexual desviada, entre las que se cataloga la pedofilia, sino que son razones ajenas al celibato, como trastornos sicológicos o desviaciones sexuales.


En realidad, el estudio –John Jay–, que se basa en un estudio exhaustivo de más de 4.000 sacerdotes acusados ​​de abuso creíble desde 1950 hasta 2002, concluye que cerca del cuatro por ciento de todos los sacerdotes durante ese tiempo han cometido un acto de abuso sexual a un menor. Esto parece consistente con los datos en muchas otras profesiones similares.

En el periódico Los Angeles Times del 25 de marzo del 2002 se habla de una encuesta realizada entre los bautistas en 1993 y que descubrió que el 14% de los ministros habían tenido alguna conducta sexual impropia y el 70% dijo conocer a algún ministro que la tuvo.

En una encuesta del Christian ministry resources (CMR) sobre 1.000 iglesias a lo largo de Estados Unidos, se habla de que las denuncias de abusos sexuales en una década eran de 70 cada semana, habiendo bajado a partir de 1997.


Anson Shupe, de la universidad de Indiana, dice que podrían ser más de 70 a la semana. Él visitó 1.607 familias casa por casa y en el 4% algún miembro de la familia había sido víctima de abuso por clérigos u otros miembros de la iglesia.

Y dice: Los católicos han acaparado toda la atención por parte de los medios de comunicación, pero el problema es aún mayor en el interior de las iglesias protestantes. El 21% de las denuncias reportadas terminaron en juicios o arreglos fuera de la corte.

La pedofilia (el abuso sexual de niños preadolescentes) entre los sacerdotes es extremamente rara, pues afecta solamente al 0.3% del clero. Esta cifra, citada en el libro Pedophiilia and Piresthood (Pedofilia y Sacerdocio), escrito por el estudioso no-católico Philip Jenkins, está tomada del estudio más amplio que existe hoy día sobre este tema. Concluye que solamente uno de entre 2,252 sacerdotes que formaron parte del estudio a lo largo de un período de más de 30 años, se ha visto afectado por la pedofilia. De hecho, en comparación con los sacerdotes célibes, es mas probable que los hombres casados caigan en este tipo de desviación psicológica y sexual. (11)


Entre la población general, la mayoría de los transgresores son hombres heterosexuales reincidentes que abusan sexualmente de las niñas y niños. Aunque también hay mujeres que cometen este tipo de abusos sexuales. Y aunque es difícil obtener estadísticas exactas sobre el abuso sexual de los niños, los rasgos característicos de los que repetidamente cometen abuso sexual con niños han sido bien descritos.

El perfil de los abusadores sexuales de niños nunca incluye adultos normales que se sienten atraídos eróticamente hacia los niños como resultado de la abstinencia. (12).


Mito # 11:  

La cruel Inquisición mató a millones.

La verdad:

La imagen popular que los anti-católicos le han dado a la Inquisición, particularmente a la española en pinturas y en sus escritos, viene específicamente de un documentos del año 1567, (13) bajo el pseudónimo: “Montanus”, quien se auto-declaraba una víctima.

Además, de que inquisición estamos hablando? ¿La romana, la eclesiástica y la de Venencia en el siglo XIII, la española a finales del siglo XV? Si estamos hablando de la eclesiástica, es decir, el Santo Oficio, (1232) entonces este no mato a nadie. La inquisición eclesiástica oficialmente no condeno a nadie a la hoguera, ni a la muerte como dicen los anticatólicos por doquier.

En efecto, no condenaba a los reos a la pena capital, sino que los entregaba a los jefes seglares, además con una súplica de misericordia para quien había sido encontrado culpable.

 
Veamos algunas estadísticas en contraste con las exageraciones fantásticas del mito anti-católico:

En Toulouse, de 930 herejes solo 42 fueron entregados al brazo secular, (V. Gambozo Life of St Anthony, Padua 1991m pg´s 74-5). En Pamiers (1318-1324) 64 convictos, 5 ejecutados, (J.M. Vidal Le tribunal I´Inquitition Pamiers pg. 235). En Kent, de 53 sujetos 5 se negaron a rehusar su crimen y fueron entregados al estado (N, Taner S.J 1997). En 1536 la Inquisición de Valencia investigo a 122 personas, 14 fueron puestas a disposición de las autoridades. (E. Vancard pg. 145).


La pena mas terrible del Santo Oficio que sus mismos enemigos confiesan era esta:

“Hemos declarado, y declaramos al acusado N.N. convencido de ser hereje, apostata, fautor, y encubridor de herejes, falso, y simulado cristiano, e impenitente relapso. Por cuyos crímenes ha incurrido en las penas de la excomunión mayor y confiscación de todos sus bienes, (a favor de la cámara real) y del fisco de su majestad,  Declaramos, además que el acusado debe ser entregado, (como lo entregamos), a la justicia y al brazo secular, especialmente a N. Corregidor de esta ciudad y a su lugar teniente en dicho oficio, al cual rogamos y encargamos de la mejor y mas ferviente manera, (que trate al culpado con bondad y con misericordia) (14).

Millones de bebes son muertos cada día, mas que todas las inquisiciones juntas, los métodos anticonceptivos que practicamos o hoy día también matan a millones, mas poco o nada hacemos para evitar estas muertes, ¿Estamos realmente en la posición de condenar una sociedad pasada por sus crímenes? ¿No valdría la pena invertir esa energía en algo constructivo?


Otros mitos:

Mito # 12: La Iglesia católica no admite los homosexuales y lesbianas.

Mito # 13: La Iglesia Católica quemo a Galileo.

Mito # 14: La Iglesia católica es la gran ramera mencionada en el Libro del Apocalipsis. 

Mito # 15: En la Iglesia Católica no se lee la Biblia, y en algún tiempo en la Edad Media se les impedía leerla a los feligreses.

Mito # 16:  La Iglesia católica fue fundada por Constantino.

Mito # 17: El Purgatorio es otro invento católico.

Mito # 18. Los católicos creen en el Limbo.

Mito # 19. La Iglesia católica anulo el 2º Mandamiento.

Mito # 20. El Papado se adjudico el poder total.

Mito # 21. El Concilio Vaticano fue herético.

Mito # 22. Los católicos adoran a sus Obispos ya que les besan la mano.

Mito # 23. Los católicos usan sismología adoptada de los babilonios, egipcios y demás paganos. 

Mito # 24. Los cristianos no adoraban en domingo antes de Constantino.

Mito # 25. El catolicismo no durara mucho.

Mito # 26. Los católicos no son cristianos.

Etc, etc...







–––––––––––––––––––––––––––

Notas:

(1). Suma Teológica II-II Qu.49 a.1
(2). Catecismo Iglesia Católica # 2005
(3). Palabras usadas en la consagración del cáliz.
(4). Catecismo Iglesia Católica # 2114.
(5). Ibid # 487
(6). Ibid # 963
(7). Ibid # 967
(8). Cf. Catecismo Iglesia Católica # 2113, 2138.
(9). LG 16. Cf. DS 3866-3872, CIC # 847.
(10). Véase Eclesiástico 1:22; CIC # 2339.
(11). Jenkins, Pedophilia and Priests.
(12). (Fred Berlin, Compulsive Sexual Behaviors, in Addiction and Compulsion Behaviors [Boston: NCBC, 1998]; Patrick J. Carnes, Sexual Compulsion: Challenge for Church Leaders, in Addiction and Compulsion; Dale O´Leary, Homosexuality and Abuse).
(13). A discovery and Plain declaration of the Inquisition of Spain.
(14). La Inquisición sin mascaras. Estadística. ( Citado del libro sobre la Inquisición de: José Ramón Saavedra).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya veo q el MITO mayor es su perfección. ¡Vaya soberbia! Yo pensaba q solo Dios era perfecto y sin pecado, pero no, la ICR le supera.

Veni Domine Iesu dijo...

No es soberbia, ni nadie esta diciendo que la Iglesia Católica aun peregrina sea perfecta. Tienes razón: solo Dios es perfecto, pero Jesus alzo el estándar alto cuando dijo: "Por tanto, sed vosotros perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto". (Mt 5:48). Por eso la Iglesia nunca podría superar la perfección de Dios, pero todo eso no impide que podamos señalar los errores de la fe.