sábado, enero 21, 2012

Memoricemos nuestra fe.





Fases de la memoria

La memoria actúa por medio de fases las cuales son:

Fijación. Esta consiste en que aquellos contenidos captados mediante las sensaciones, imaginación, sentimientos, pensamientos y el aprendizaje sean almacenados en la mente. Influirán en la fijación y registro tanto en los factores fisiológicos como en los psicológicos, por ejemplo: El estado físico, al prestar atención, las veces en que se repita la materia o información. Ejemplo: La cantidad de veces en que uno repasa una materia para una prueba.

Codificación. El recuerdo se adquiere, es codificado, ya que nuestro sistema nervioso no puede almacenar palabras e imágenes, estos son convertidos en un código que es reconocible por nuestras neuronas. Influyen tanto las estimulaciones externas como las internas. Ejemplo: Hoy día la navidad es recordada por el viejito panzón.

Conservación. Almacenamiento de recuerdos, pasando estos a ser partes del preconsciente y del inconsciente del individuo. Al paso del tiempo y al incorporarse nuevos recuerdos es posible que se pierdan algunos recuerdos ya almacenados. Ejemplo: Recordar la forma y el color de su ropa favorita a los 11 años.

Evocación. Permanencia de los recuerdos en la memoria, los cuales son activados por un estímulo, el cual los hace revivir. Ejemplo: Revivir a través de una imagen el día que aprendió a andar en bicicleta.

Locación. Relacionado con la evocación, es el trabajo de localizar datos, que a uno le piden, entre millones de los mismos, o sea buscar y ubicar información en la memoria, la cual es para responder a las inquietudes. Ejemplo: Responder a una pregunta como: ¿Dónde vives? O ¿Cuál es tu teléfono?

Reconocimiento. Después de la evocación los recuerdos deben ser reconocidos como tales, o sea, se debe estar atenta a ellos para identificarlos como contenidos ya antes almacenados. Ejemplo: Estudiar una materia y acordarse de haberla estudiado y luego reconocerla y acordarse de su contenido. Otro puntos importantes.


La memoria y nuestro pasado.

Cuando éramos chiquillos, en nuestras escuelas tal vez nos hacían memorizar ciertas cosas como las tablas de multiplicar, las banderas de los países entre otros, por medio de alguna técnica de retención como el de la repetición. En nuestras parroquias, en el catecismo infantil, quizás algunas oraciones básicas, como el Padre Nuestro el Ave María, la Señal de la Cruz, los 10 Mandamientos, etc.

Pero al paso del tiempo muchas cosas hemos ido olvidando, aunque aun recordamos con añoranza algunas cosas de nuestra niñez, o de nuestro pasado.  Y es que posiblemente una de las cosas más importante para cualquier ser humano es su capacidad para almacenar experiencias pasadas y poder beneficiarse de dichas experiencias en su actuación futura. Pero por desventura, no hemos podido traer a la memoria ciertas cosas de nuestro pasado en momentos que desearíamos hacerlo.

¿Y quien no ha pasado por alguna situación social embarazosa, cuando a pesar de intentarlo con ahínco, no puede recordar el nombre de una persona a la que se está seguro de conocer? No menos frustrante es cuando creemos que hemos guardado algún objeto o documento en un lugar y comprobamos que no está donde creíamos pero no podemos recordar en qué lugar lo hemos puesto. Solo comprendemos el exacto valor de la memoria cuando esta falla. (1)

Hoy día, la tecnología moderna nos permite tener todo esto almacenado y archivado en nuestra computadora u otro tipo de memoria, (audio, foto, video, documentos) y por ello, hemos dejado que se oxide esta grandiosa herramienta que Dios nos dio, para almacenar y poder tener siempre a la mano alguna cosas impórtate, como lo básico de nuestra fe, textos de la Biblia, oraciones, , conocimiento general, etc.


Sus consecuencias.

¿Puede recitar los Diez Mandamientos de la Ley de Dios? ¿sabes de memoria los 5 mandamientos de la Iglesia, los días de precepto que hay que guardar?, ¿las virtudes cardinales y teologales, los pecados capitales, y las virtudes para contrarrestarlos, las 14 obras de misericordia y los 12 frutos del Espíritu Santo, los misterios del Rosario, cuantos Libros tiene la Biblia?

En un reciente estudio llevado acabo  por el Foro Pew sobre Religión y Vida Pública hizo su encuesta en junio entre 3.412 adultos con 32 preguntas. Los ateos y agnósticos tuvieron la delantera en el conocimiento sobre religión y un promedio de 20,9 respuestas correctas y de cerca les siguieron los judíos, con un promedio de 20,5 y los mormones con un promedio de 20,3 respuestas acertadas. Los protestantes en conjunto mostraron un promedio de 16 respuestas correctas y los católicos uno de 14,7, señaló el informe.

La encuesta encontró que más del 45 por ciento de los católicos en EE.UU. no sabe que, según la doctrina de su iglesia, el pan y el vino que se usan en la comunión no simbolizan, sino que se convierten en, el Cuerpo y la Sangre de Jesús.

Esto es realmente preocupante y alarmante. Los sacerdotes, religiosas, laicos católicos debemos redoblar esfuerzos en la terea de la evangelización y aprendizaje de lo básico de nuestra fe.  “Bienaventurados los ignorantes de la fe”, no fue parte de las bienaventuranzas de nuestro Señor Jesucristo. Con razón nos decía una hermana religiosa: “quienes no conocen lo básico de nuestra fe, no pueden ser llamados propiamente católico”. Esto es una gran verdad. Inclusive hay protestantes que conocen mas de la fe Católica que muchos que se dicen llamar católicos.


Por eso debemos volver al estudio de nuestra fe, para que no nos agarren descuidados cuando nos hagan una pregunta, y quedemos frustrados por no saber responder lo básico de lo que el católico cree. Haciendo un habito de la lectura del Catecismo y de la Biblia nos ayudara mucho. Además,  puliendo la virtud de la perseverancia, y recordando que cuantas mas facultades se usen se lograran mejores resultados al memorizar. Por eso es bueno escuchar con atención, escribir, ver, imaginar, etc…


El mantenimiento de los recuerdos durante un periodo de tiempo prolongado depende del grado de profundidad con que se haya procesado la información, así como de las repetidas recuperaciones que se hagan periódicamente de los contenidos almacenados. Santo Tomas, un santo que tubo en vida una memoria prodigiosa nos dice:

“Hay cuatro procedimientos que ayudan al hombre a progresar en la memoria. El primero, buscando algunas semejanzas con las cosas que intentamos recordar, pero que no sean imágenes corrientes, ya que siempre nos sorprenden más las cosas inusitadas y les prestamos mayor y más intensa atención, y ésa es la razón por la que recordamos mejor las cosas de nuestra niñez.

Por eso es necesario buscar esas semejanzas o imágenes, porque las realidades simples y espirituales se borran más fácilmente de la memoria si no van asociadas a alguna semejanza corporal, ya que el conocimiento humano se mueve más hacia lo sensible. De ahí que la memoria reside también en la parte sensible.

En segundo lugar es preciso organizar debidamente las cosas que se pretende conservar en la memoria, para poder pasar fácilmente de un objeto a otro. Por eso escribe el Filósofo en el libro De mem. et reminisc.: A veces los lugares parecen ayudarnos a recordar. Y la causa de ello está en que se pasa velozmente de uno a otro. *

En tercer lugar se debe poner interés y amor en lo que queremos recordar, pues cuanto con mayor fijeza queden impresas las cosas en el alma, con menos facilidad se borran. De ahí que --afirma también Tulio en su Rhetor. -- el interés conserva íntegras las figuras de las representaciones.

Finalmente, es conveniente pensar con frecuencia en lo que queremos recordar. Por ese motivo afirma el Filósofo en el libro De mem. et reminisc. que la reflexión conserva la memoria, porque, como escribe también en el mismo lugar, la costumbre es como una naturaleza. Por eso precisamente recordamos con rapidez las cosas que estamos acostumbrados a considerar, como si de un modo natural pasáramos de una cosa a otra.  (2)

De lo que escribe el Aquinante podríamos resumir:

  1. Hacernos una imagen física de lo que queremos recordar y que esa imagen no sea una imagecorriente, sino agregarle algo de exageración.
  2.      Ser organizados, o organizar las cosas nos ayuda a la memoria.
  3.     Poner interés y amor en lo que queremos recordar.
  4.     La repetición constante de algo lo retiene mas la memoria por la costumbre.


A lo que se refiere Santo Tomas es a la memoria de largo plazo la cual tiene la capacidad de almacenar varios tipos de información durante horas o hasta años. Este tipo de retención requiere un sistema de almacenamiento más duradero. Normalmente aprendemos palabras, datos, nombres y números por asociación. De tal forma que si un dato lo captamos por varios sentidos: vista, oído, etc., lo retendremos por mas tiempo en la memoria. Teóricamente, la memoria de largo plazo no tiene límites, lo que significa que tenemos la capacidad de almacenar una cantidad infinita de información permanentemente y tenerla siempre a la mano.


Una catequista compartía lo siguiente en alguna ocasión, usando el punto # 1 de Santo Tomas, y usando un poco de imaginación. Esto dijo:

 “Cuando nos iba a tocar hablarle a los chicos sobre las diez plagas de Egipto, un par de semanas antes me di a la tarea de recoger algunos caramelos de diferentes colores y sabores, para representar cada plaga. La providencia quiso por casualidad tener nueve estudiantes en la clase ese día, por lo que puse un dulce envuelto en frente de cada uno de nosotros.  Luego fuimos abriendo cada caramelo y junto con ello dimos la descripción de las plagas.


1. El Nilo se vuelve rojo por la sangre: Twizzlers
2. La plaga de las ranas: se representaron con las ranas gomosas
3. Los mosquitos / zancudos: “Sno-Caps” (bolas pequeñas de azúcar)
4. Las moscas: (corte previamente orugas de goma de mascar)
5. La peste del ganado: vacas hechas en forma de cookies.
6. Pestilencia: maní quemado
7. Fuego y granizo Dulces rojos.
8. Langostas: saltamontes hecho con mazapán y almendras.
9. Tres días de oscuridad: chocolate negro.
10. La muerte de los primogénitos: hombrecillos de pan de jengibre.

Incluso un mes después, los estudiantes podrían recordar las plagas en orden ya que podían visualizar los dulces en la mesa, y que se estaban abriendo. Lo hicimos en Noviembre, y todavía puedo recordarlos ahora muchos meses después. "¡Esa fue la mejor clase!" , me dijeron. Y yo también me divertí mucho con los chicos.

Como vemos con el ejemplo anterior, solo hace falta un poco de imaginación para usar algunas imágenes sensibles, para luego poder hacer representaciones de lo que se quiere enseñar, con el fin de que surta un efecto duradero en la memoria. La idea anterior puede ser usado para memorizar otras cosas.


El método de Loci.
           
El método de loci, es conocido como: “el palacio de los recuerdos, o casa de los recuerdos”. “Loci” en latín precisamente significa "lugares". Este método consiste en crear una especie de itinerario imaginario, que se formará de distintos lugares y objetos, preferentemente de tu hogar, o de recorridos que hagas a diario y sean bien conocidos por ti. Por ejemplo, un templo, la estación de camiones, la catedral, tu casa, etc. La idea es asociar cada paso de este itinerario mental con aquella idea que se desea recordar de modo que al pasar mentalmente por esos lugares, automáticamente lo asociemos con los objetos aquello que queremos recordar.

Para ello se utiliza el humor, exageración, cantidad, tamaño, movimiento, que son cosas que mejor asocia nuestra memoria como ya se dijo en vez de cosas abstractas. Puedes usar los mismo puntos de referencia de tu hogar y yuxtaponer sobre ellos alguna otra imagen chusca o exagerada, que te ayude a recordar mejor alguna cosa. Un tapete que te hable, una luz muy fuerte, algún estruendo, etc. Puedes usar un mismo cuarto con los mismos objetos para poner información nueva de lo que quieres memorizar.


Bien, empecemos con los Diez Mandamientos.

1. Imagínate llegando a la estación de autobuses, al entrar la puerta principal, ves de repente una luz muy intensa a la vez que escuchas un fuerte sonido, como de un relámpago o un trueno, (la imagen de la luz brillante y el trueno son para recordarnos a Dios, para hacernos una imagen que nos recuerde el primer Mandamiento: –Amara a Dios sobre todas las cosas–, y así sucesivamente las demás imágenes) 






2. Al entrar la puerta, vez un pequeño ratón blanco debajo de tus pies con una nota que dice ¡Cuidado! 3. Volteas luego y vez afuera de las ventanas que se ve un día hermoso. 4. En frente del la pared de la estación, hay un cuadro y en el tus padres retratados. 5. Hacia su derecha, esta un rifle colgado.

6. A la izquierda, esta un señalamiento que dice: “No a la fornicación”. 7. Luego vez un ladrón llevando una computadora, aprovechando la sala vacía. 8.  Arriba de donde esta el ladrón en la pared, hay una mascara de un hombre con nariz de pinocho y en la nariz pegadas unas tijeras. 9. Al centro de la sala, hay una revista con gente desnuda encima de un cofre, que parece tener joyas y dinero adentro.




Ahora se puede relacionar estas imágenes con los Diez Mandamientos.



Imagen
Locación
Mandamiento

Luz fuerte, estruendo.
Entrada
1.    Amar a Dios sobre todas las cosas                  
Ratón blanco con letrero de precaución.
Debajo de la puerta
2.    No pronunciar el Nombre de Dios en vano.         
Ventanal, y afuera día muy bonito.
Izquierda
3.    Santificar el Día del Señor.
Cuadro de tus padres

Pared de enfrente
4.    Honraras a tu padre y a tu madre.               
Rifle
Pared de enfrente
5.    No mataras                  
Anuncio del lado izquierdo en la pared.
Muro lado izquierdo
6.    No comentaras actos impuros.                       
Ladrón que sale con computadora
En el piso a la derecha
7.    No robaras.                  

Mascara en la pared con tijeras pegadas
Arriba, pared derecha.
8.    No levantaras falsos testimonios ni mentiras.    
Revista, personas desnudas.
En medio de la sala, encima del cofre
9.    No consentirás  pensamientos ni deseos impuros.
Cofre.

En medio de la sala
10.         No codiciaras los bienes ajenos


Trata de repasar lo anterior hasta que se te quede grabado en la memoria, una vez logrado esto, podrás recitar los mandamientos al derecho y al revés, y se te hará mas fácil recordarlos.

Ahora pasemos a memorizar los cinco preceptos de la Iglesia que son:

  1.  Oír misa entera todos los domingos y fiestas de guardar.
  2.      Confesar los pecados mortales al menos una vez al año, y en peligro de muerte, y si se ha de comulgar.
  3.      Comulgar al menos por Pascua de Resurrección.
  4.      Ayunar y abstenerse de comer carne cuando lo manda la Santa Madre Iglesia.
  5.     Ayudar a la Iglesia en sus necesidades.



Para el siguiente ejercicio vamos a utilizar un comedor.




1. Imagínate que recién has entrado a este comedor, lo primero que observas es un pequeño templo católico en medio de la mesa, y al lado, un enano con una oreja dirigiéndola hacia el templo. 2. En la silla que esta próxima a ti, esta un sacerdote oyendo una confesión. Siguiendo por el lado derecho esta un compón lleno de obleas sin consagrar, y una palma usada en Semana Santa en la silla. En seguida esta un plato lleno de carne encima de la mesa (la imagen es obvia; abstenernos de comer carne cuando lo manda la Iglesia), finalmente en la otra silla, esta una anciana vestida de blanco que a la vez se ve joven pidiendo limosna, es la Iglesia, esto nos ayudara a recordar el ultimo precepto: i.e., “Ayudar a la Iglesia en sus necesidades”.


Bien, miremos esto en perspectiva:


Imagen
Locación
Precepto

Templo miniatura, enano
Centro de la mesa
1. Oír misa entera todos los domingos y fiestas de guardar.           
Sacerdote oyendo una confesión
Silla que esta mas próxima a ti al entrar la puerta.
2. Confesar los pecados mortales al menos una vez al año, y en peligro de muerte, y si se ha de comulgar.
Un compón lleno de obleas, y una palma.
Encima de la mesa, y enseguida del sacerdote.
3. Comulgar al menos por Pascua de Resurrección.
Sabroso bistec, hombre con hambre.
Encima de la mesa, en seguida del compón lleno de obleas.
4. Ayunar y abstenerse de comer carne cuando lo manda la Santa Madre Iglesia.              
Anciana vestida de blanco pidiendo limosna.
Al otro extremo de la mesa, a la izquierda del sacerdote.
5. Ayudar a la Iglesia en sus necesidades.         


 ¿Te has dado cuenta? Memorizar la fe y otras cosas no es tan difícil como parece, solo hace falta seguir los ejemplos anteriores, creando tu casa de los recuerdos, o usando las imágenes anteriores para poner información nueva en cada lugar. Puedes usar una sala, la cocina, el pasillo, una catedral etc., y poner imágenes exageradas o que se relacionen con lo que desees recordar,


Existe también otro método,  o truco para recordar y memorizar conceptos mas difíciles, el cual consiste en recordar ciertas claves que nos permitan reducir el volumen de los que requerimos memorizar. Por ejemplo, formando una sola frase de los siete pecados capitales:

"PILAGES": Pereza, Ira, Lujuria, Avaricia, Gula, Envidia y Soberbia.


A continuación, incluyo algunas cosas básicas de nuestra fe que deberíamos saber de memoria, con el fin de que las memoricemos.

Recuerda los principios de Santo Tomas:

1.         Hacernos una imagen física de lo que queremos recordar y que esa imagen no sea una imagen corriente, sino agregarle algo de exageración.
2.         Ser organizados, o organizar las cosas nos ayuda a la memoria.
3.         Poner interés y amor en lo que queremos recordar.
4.         La repetición constante de algo lo retiene mas la memoria por la costumbre.


Virtudes teologales.

1.         Fe
2.         Esperanza
3.         Caridad.


Virtudes Cardinales.

1.         Prudencia
2.         Justicia
3.         Fortaleza
4.         Templanza.


Los doce frutos del Espíritu Santo

 1. Amor
 2. Alegría
 3. Paz
 4. Paciencia
 5. Longanimidad
 6. Bondad
 7. Benignidad
 8. Mansedumbre
 9. Fe
 10. Modestia
 11. Continencia
 12. Castidad


Las siete obras de misericordia corporales

 1. Visitar y cuidar a los enfermos.
 2. Dar de comer al hambriento.
 3. Dar de beber al sediento.
 4. Dar posada al peregrino.
 5. Vestir al desnudo.
 6. Redimir al cautivo.
 7. Enterrar a los muertos.

  
Las siete obras de misericordia espirituales

 1. Enseñar al que no sabe.
 2. Dar buen consejo al que lo necesita.
 3. Corregir al que yerra.
 4. Perdonar las injurias.
 5. Consolar al triste.
 6. Sufrir con paciencia los defectos de los demás.
 7. Rogar a Dios por vivos y difuntos.


Siete sacramentos

1.         Bautismo.
2.         Confirmación.
3.         Eucaristía.
4.         Confesión.
5.         Unción de los enfermos.
6.         Orden sacerdotal.
7.         Matrimonio.


Los siete pecados capitales y virtudes para vencerlos.

1. Soberbia.
1.1. Vencible por la virtud de la humildad.

2. Lujuria.
2.2. Vencible por la virtud de la castidad.

3. Avaricia
3.3. Vencida por la virtud de la generosidad.

4.  Ira
4.4. La virtud a cultivar contra la Ira es la paciencia.

5. Gula
5.5. Se vence por la virtud de la templanza.

6. Pereza
6.6. Virtud para vencerla es la laboriosidad.

7. Envidia
7.7. Vencida por virtud de la caridad.


Los Novísimos:

1.         Muerte
2.         Juicio
3.         Infierno
4.         Gloria


Las cuatro características de la Iglesia:

1.         Una
2.         Santa
3.         Católica
4.         Apostólica


Los tres pilares de la autoridad de la Iglesia

1.         La Sagrada Escritura
2.         La Sagrada Tradición
3.         Magisterio vivo


Los cuatro pilares de la fe católica

1.         El Credo de los Apóstoles
2.         Los Siete Sacramentos
3.         Los Diez Mandamientos
4.         La Oración del Señor.


Los 3 niveles de reverencia

1. Dulía: la veneración que damos a los Santos
2. Hiperdulía: la veneración que damos a María como el más grande de los Santos y Madre de Dios
3. Latría: la reverencia y adoración que le damos a Dios únicamente.


Las tres potencias del alma

1.         Memoria
2.         Intelecto
3.         Voluntad


Los tres estados de la Iglesia

1.         La Iglesia militante (los cristianos en la Tierra)
2.         La Iglesia purgante (los cristianos en el Purgatorio)
3.         La Iglesia triunfante (los cristianos en el Cielo)


Los dos mandamientos más importantes.

1.         A amar al Señor tu Dios con todo tu corazón, alma, mente y fuerza.
2.         Amar a tu prójimo como a ti mismo.


3 Condiciones para el pecado mortal

1.         Que la materia sea grave
2.         Pleno conocimiento
3.         Consentimiento deliberado


Los días de obligación
  1.      Días de Navidad,
  2.           Epifanía,
  3.      Ascensión,
  4.      Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo,
  5.      Santa María Madre de Dios,
  6.      Inmaculada Concepción,
  7.      Asunción,
  8.      San José,
  9.      Santos Apóstoles Pedro y Pablo
  10.      y, finalmente, todos los Santos" (3)

  
Las cinco pruebas de la existencia de Dios

  1. Movimiento
  2.  Causa eficiente
  3. La contingencia o limitación en el existir.
  4. Diversos grados de perfección en las cosas
  5.  El gobierno de las cosas (4) 


Algunas oraciones:

El Ángelus

V. El Ángel del Señor anunció a María. 

R. Y concibió por obra del Espíritu Santo. 
Dios te salve, María... Santa María...
V. He aquí la esclava del Señor. 

R. Hágase en mí según tu palabra. 
Dios te salve, María... Santa María...
V. Y el Verbo se hizo carne. 

R. Y habitó entre nosotros. 
Dios te salve, María... Santa María...
V. Ruega por nosotros, santa Madre de Dios. 


R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Cristo.
Oremos: 
Derrama, Señor, tu gracia sobre nosotros, que, por el anuncio del Ángel, hemos conocido la encarnación de tu Hijo, para que lleguemos, por su pasión y su cruz, a la gloria de la resurrección. Por Jesucristo, nuestro Señor.
R. Amén.


Oración de las mañanas

Señor, en el silencio de este día que nace, vengo a pedirte paz, sabiduría y fuerza. Hoy quiero mirar al mundo con ojos llenos de amor. Ser paciente, comprensivo, humilde, suave y bueno. Ver a tus hijos detrás de las apariencias, como los ves tu mismo, para así poder apreciar la bondad de cada uno. Cierra mis oídos a toda murmuración. Guarda mi lengua de toda maledicencia. Que sólo los pensamientos que bendigan permanezcan en mi. Quiero ser tan bienintencionado y bueno que todos los que se acerquen a mi sientan tu presencia. Revísteme de tu bondad señor y haz que en este día yo te refleje. Amén.


Antes de las comidas (Puede ser alguna otra)

Bendícenos, Señor, y bendice éstos alimentos que nos vamos a servir, y que Tú nos das por Tu infinita bondad. Te lo pedimos por Cristo Nuestro Señor. Amen.


Después de las comidas (Puede ser alguna otra)

Te damos gracias, Señor, por todos tus beneficios. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amen.


Oración al irse a dormir.

Te adoro Dios mío te amo con todo el corazón te agradezco el haberme creado, el haberme hecho cristiano y el haberme conservado en este día. Perdóname el mal que hoy he cometido y si algún beneficio he hecho, acéptalo. Concédeme el reposo y líbrame de peligros. Que tu gracia sea siempre conmigo y con todos mis seres queridos. Amen


Oración al ángel de la guarda.

Ángel santo de la guarda, compañero de mi vida, tú que nunca me abandonas, ni de noche ni de día. Aunque espíritu invisible, se que te hallas a mi lado, escuchas mis oraciones y cuenta todos mis pasos. En las sombras de la noche, me defiendes del demonio, tendiendo sobre mi pecho tus alas de nácar y oro. Ángel de Dios, que yo escuche tu mensaje y que lo siga, que vaya siempre contigo hacia Dios, que me lo envía. Testigo de lo invisible, presencia del cielo amiga, gracias por tu fiel custodia, gracias por tu compañía. En presencia de los Ángeles, suba al cielo nuestro canto: gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo. Amén.


Misterios del Rosario

Misterios Gozosos (lunes y sábado)

1. La encarnación del Hijo de Dios.
2. La visitación de Nuestra Señora a Santa Isabel.
3. El nacimiento del Hijo de Dios.
4. La Presentación del Señor Jesús en el templo.
5. La Pérdida del Niño Jesús y su hallazgo en el templo

Misterios Dolorosos (martes y viernes)

1. La Oración de Nuestro Señor en el Huerto de Getsemaní.
2. La Flagelación del Señor.
3. La Coronación de espinas.
4. El Camino del Monte Calvario cargando la Cruz.
5. La Crucifixión y Muerte de Nuestro Señor.

Misterios Gloriosos (miércoles y domingo)

1. La Resurrección del Señor.
2. La Ascensión del Señor.
3. La Venida del Espíritu Santo.
4. La Asunción de Nuestra Señora a los Cielos.
5. La Coronación de la Santísima Virgen.

Misterios Luminosos (jueves)

1. El Bautismo en el Jordán.
2. La autor-revelación en las bodas de Caná.
3. El anuncio del Reino de Dios invitando a la conversión.
4. La Transfiguración.
5. La Institución de la Eucaristía, expresión sacramental del misterio pascual.
  
El 9 coros de ángeles en orden ascendente:
  1. Los ángeles
  2. Arcángeles
  3. Principados
  4. Poderes
  5. Virtudes
  6. Dominaciones
  7. Tronos
  8. Querubines
  9. Serafines.


Otro método Mnemónicos para ejercitar la memoria y recordar números.

Investigando me encontré esto en algún sitio de internet, que pudiera servir en el propósito de memorizar nuestra fe.

Para recordar números, por ejemplo en este caso textos de la Bilia, Harry Lorayne desvela una extraña verdad: los números son imposibles de recordar porque no nos dicen nada en sí mismos. Pero los objetos no. De ahí que es más fácil recordar objetos que números. Y ahí es donde revela la técnica fundamental para la memoria: cambiar cosas difíciles por fáciles, aunque a efectos informáticos supongan un mayor esfuerzo. Recordar un 7 son unos pocos bytes de memoria. Recordar a una tía muy fea y asignar esa tía fea al número siete es un esfuerzo mnemotécnico inmensamente superior, pero para la mente humana es mucho más cómodo.

El método de Lorayne propone transformar los números en objetos y recordar los objetos a través de una de esas secuencias grotescas. Vamos con un ejemplo:

El número de teléfono para las reclamaciones técnicas de Orange es el 954040025.
Vamos a asignar el 9 al Buho. Nos imaginamos a los malnacidos de Orange y a nosotros llamándoles por teléfono y que nos tienen esperando durante horas, hasta que se hace de noche y vemos un buho, un buho monstruoso que nos asusta y hace colgar.

Vamos a asignar el 5 a la palabra Ley. Pensamos que salimos corriendo huyendo de ese buho y nos tropezamos con un juez, de esos que tienen peluca y un libro de derecho procesal tremendo, amén del martillo. Caerá sobre nosotros todo el peso de la Ley.

Vamos a asignar al 4 la palabra Oca. Huímos del juez de primera instancia y nos tropezamos con un rebaño de ocas. Las ocas pueden parecernos dulces pero ese bicho es un animal del mismísimo diablo. Las ocas son territoriales como los tigres y atacan a las personas con furia. No necesito exagerar a una oca para pasar miedo.

Vamos a asignar al 0 la palabra Rey. Nos podemos imaginar al Rey que queramos, por ejemplo al Rey de España dando su discurso anual por Navidad. Si queremos hacer algo más grotesca la imagen, podemos pensar en cuando la televisión era en blanco y negro y contaba más o menos lo mismo que ahora.

Salimos huyendo de las ocas y nos tropezamos con el rey como busto parlante. Las ocas invaden el escenario pero sigue soltando su rollo de que España va bien.

Otro 4 y otra oca. La oca furiosa le arranca la cabeza de un picotazo al rey. Todo chorreando sangre, la grabación continúa.

Otro 0 y otro Rey. Tenemos por fuerza que asignar a la imagen del Rey siempre el mismo Rey. Caminamos huyendo de aquel escenario y nos encontramos en otro a otro Rey, soltando el mismo rollo, como si nada. Menuda pesadilla.

Otro 0 y otro Rey. Nos damos cuenta de que en realidad este nuevo Rey no suelta su discurso solo, hay otro justo detrás de él, hablando de que las Fuerzas de Seguridad del Estado nos protegen contra ETA. Feliz Navidad.

Asignamos al 2 la palabra Noe. Y tras salir de RTVE nos tropezamos con Noe en su arca, borracho como una cuba. El arca de Noe es inolvidable y más allí aparcado al lado de las oficinas de Televisión.

Otro 5 y otra Ley. Nos encontramos al juez de antes, que está quitándole todos los puntos del carné a Noe, por conducir borracho. Le van a caer varios años y el arca seguro que se lo lleva la grua. Dramático final a nuestra llamada a Orange.

Así, recordar el número de Orange es imposible, pero la historia que comienza con una llamada, un buho, la ley, la Oca, el rey, otra oca, otro rey, otro rey, Noe y la ley es bastante sencilla. Y te aseguro que la recordaréis durante un buen tiempo.


El sistema de Harry Lorayne asigna a cada cifra un sonido consonántico.

Al 0 el sonido de la RR. No la letra r, el sonido de R fuerte.
Al 1 el sonido de la T o la D.
Al 2 el sonido de la N. Esta es fácil de recordar porque la n tiene dos palos.
Al 3 el sonido de la M. Y la M tiene tres palos.
Al 4 el sonido de C o K. Y es fácil porque Cuatro empieza con K.
Al 5 el sonido de L. Para esto basta con pensar en los 50 latinos, la L para el cinco.
Al 6 el sonido de S. Seis empieza con S.
Al 7 el sonido de F. La letra F se parece al 7.
Al 8 el sonido de CH. Aquí no se admiten quejas.
Al 9 el sonido de P o B. Ambas letras se escriben como 9 invertidos.

Con esta comparativa hemos de formar palabras para cada número. El 0 es una palabra que sólo tenga el sonido de consonante R, por ejemplo Rey. Recordemos que la asignación es fonética, no grafológica. No importa cómo se escriba una palabra sino cómo suene.

Los veinte primeros números quedarían entonces:

0: rey
1: tea
2: Noe
3: amo
4: oca
5: ley
6: oso
7: fea
8: hucha
9: buho
10: torre
11: teta
12: tina
13: tomo
14: taco
15: tela
16: tez
17: tufo
18: techo
19: tubo
20: noria


Otros puntos de interés:


La música como estimulo cerebral y mental.

Es bastante conocida la idea de que poner música clásica a los bebés y a los niños de menos de tres años puede incrementar la inteligencia de éstos. Es lo que se llama Efecto Mozart. Estos resultados indicaban que la música estimula funciones cerebrales superiores, las que intervienen en actividades como las matemáticas, el ajedrez o la ciencia.


Motivación.

Las metas están íntimamente ligadas con la motivación. Para muchos, lograr la meta planteada es la fuerza de motivación para no desmayar por el camino. Hay que ejercer disciplina y auto-dominio. Pablo lo explica en la Biblia usando la analogía de un deporte típico, mencionando tanto el premio: la corona incorruptible, como la manera: disciplina.

“¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis.” (1 Corintios 9:24-27).


Estar enfocados.

El enfoque es elemental en la memorización como ya mencionamos, cuanto mas concentrados estemos retendremos mas fácilmente lo que queremos memorizar. Por eso es importante buscar el momento adecuado, y el espacio del día adecuado, con el fin de evitar distracciones. ¿De dónde salen las distracciones? Pueden ser problemas externos (presiones económicas, ausencia de tiempo, personas negativas, etc.) o pueden ser internas (nuevas ideas, tentaciones, cambio de humor, etc.)

Sin embargo son quizás los obstáculos internos los más difíciles de vencer, aquellos que usualmente nos ponemos nosotros mismos en la cabeza, y que obstruye la concentración en lo que queremos memorizar. Por ejemplo, una persona tratando de perder peso, no desecha las golosinas que guarda en su escritorio y en la alacena, o el estudiante que requiere estudiar para el examen del día siguiente y que enciende la televisión o el radio “sólo” para tenerlos como fondo. La tenacidad es ir más allá de la decisión y agresivamente quitar del camino cualquier distracción que nos impida alcanzar el éxito, en este caso, memorizar las cosas básicas de nuestra fe.


Perseverancia.

La perseverancia es la virtud por las cuales las cosas rinden su fruto. Hay personas que quieren aprender a tocar la guitarra, el problema es que después de unas secciones abandonan el instrumento porque a primera se les hace difícil y complicado. Sin embargo, si la persona es perseverante estará ejercitando sus dedos y el oído musical, y pronto estará ejecutando una melodía. Lo mismo sucede en la memorización, es necesario dedicarle tiempo, constancia y esfuerzo a lo que queremos aprender sin que nada nos distraiga y quite de nuestra mente el firme propósito de lograrlo.

Salmo 1:1-2 Feliz quien no sigue consejos de malvados ni anda mezclado con pecadores ni en grupos de necios toma asiento, sino que se recrea en la ley de Yahvé, susurrando su ley día y noche.


Visión.

Pensar que ejercitar la memoria será muy provechoso tanto como personas, como en el campo de la evangelización, 


Meta.

No queramos querremos memorizar todo de un tirón, poco a poco y con perseverancia iremos desechando nuestra mala memoria, siendo mas organizados, y poniendo mas atención y énfasis como buenos católicos y misioneros de Cristo.  


Comprar algún libro relacionado.

El libro que yo poseo es uno en ingles titulado: "Memorize the faith", de donde me base para hacer esta entrada, puedes adquirir algún libro en español si no lees ingles, la idea es usar nuestra memoria para la construcción del reino de Dios y para la edificación espiritual personal. Sin dudas que habrá por ahí buenos libros al respecto.  


Espero que esto te sea de bendición, y pronto empieces a memorizar nuestra fe, para el bien tuyo, y el de la Iglesia.

Que Dios te bendiga. 

––––––––––––––––––––––––––––––––––––
Notas:

(1)Extracto del documento de Memoria humana: Investigación y Teoría de Soledad Ballesteros Departamento de Psicología Básica II Universidad Nacional de Educación a Distancia 28040 Madrid.
* El método de loci, “casa de los recuerdos”.
(2). Suma Teológica II-II Qu.49 a.1
(3) Catecismo Iglesia Católica # 2177
(4) Ibid # 31

No hay comentarios: