martes, agosto 16, 2011

Católico... ¡despierta ya!



Querido hermano, querida hermana: 

Dios nos ha dado un libro maravilloso para hacernos conocer su pensamiento, su voluntad y que es lo que espera de nosotros. Es la Santa Biblia (Romanos 15,4). 


Todo católico debería conocer la Biblia para saber cómo vivir un auténtico catolicismo (2ª Timoteo 3,15-17). Existe el malentendido de que la religión católica autoriza a hacer de todo sin prohibiciones. Esto no es verdad. La fe católica tienen sus normas de vida bien fundamentadas en los mandamientos de Dios y en las enseñanzas de Cristo. Para comprobarlo basta leer cualquier catecismo. 

Lo que pasa es que por desconocer la Biblia y no participar de las catequesis parroquiales muchos católicos viven mal, y siguen las costumbres des mundo, (Mateo 15,7-9). Obscurecen la belleza de nuestras legítimas devociones con costumbres paganas. Así dan una apariencia negativa de lo católico (Jeremías 7,8-11). ¡Pero no es así, y no debe seguir así!!.


¿Las sectas nos están ganando? 

Ante la frenética actividad de las diversas iglesias protestantes y orientales, pareciera que las sectas están ganándole terreno a la Iglesia Católica. El proselitismo de las sectas es tan agresivo que no reparan en hablar mal de nuestra religión con tal de llevarse más hermanos nuestros (Hechos 20,29-30). Lamentablemente la ignorancia cristiana y mala vida de muchos católicos bautizados contribuyen a tal situación. En consecuencia las sectas aumentan y los fieles católicos disminuyen en lugares donde la pastoral católica es pobre y en los pueblos donde faltan sacerdotes y catequistas (Mateo 9,36-38). 


Una profunda renovación católica. 

Pero no es verdad que "nos están ganando". Primeramente porque la religión no es una competencia deportiva. "Religión" significa salvación y transformación de la humanidad. Y cada iglesia dará cuentas de sus hechos a Dios: (1 Corintios 3,13; Mateo 7,22-23). Nosotros los católicos, sin atacar a los demás tenemos que empeñarnos en hacer nuestra parte en la redención de la humanidad ya que pertenecemos a la Iglesia que fundó el mismo Cristo ,y poseemos la verdad completa de Dios. Pero esto de nada vale si cada católico cree lo que le parece y vive como le da la gana (Mateo 7,21). 

Y la Buena noticia hoy es que la Iglesia católica vive una hermosa primavera espiritual y evangelizadora. Desde el Concilio Vaticano II (año 1965) se ha iniciado un profunda renovación católica. El Espíritu Santo está realizando una Nueva Evangelización por medio de diversos movimientos católicos como la Catequesis Familiar, la Renovación carismática, los Retiros Juan XXIII, los Cursillos de Cristiandad, el Camino Neocatecumenal, el Movimiento Familiar Cristiano, los Talleres de Oración, el Servicio Bíblico Católico, etc. Ahora te toca a ti unirte a la muchedumbre de católicos que a través de estas obras evangelizadoras están volviéndose a Dios por medio del conocimiento de la Biblia, la oración y los sacramentos (Isaías 55,10-11; Hechos 5,38-42). 


La Biblia no es de los protestantes. 

La Biblia no es un libro protestante. Pero puesto que estamos rodeados de sectas y ellos utilizan la Biblia más que nosotros pareciera ser un libro de los protestantes(“). Pero ellos existen solo desde hace cuatro siglos y la mayoría de las sectas modernas no tienen más de 100 o 150 años. En cambio La Iglesia Católica existe desde el mismo tiempo de los apóstoles, ya casi 2000 años (Mateo 16,17-19). Ella ha recibido la Divina Revelación para interpretarla rectamente y enseñarla a la humanidad a través de los siglos (Mato 28,18-20). Por eso, la verdad es que la Biblia es el Libro Católico por excelencia, y ningún católico debería pasar su vida sin conocerla (Lucas 11,28; Deut 11,18-19). 


El verdadero catolicismo. 

Lo primero que debes hacer para ser un buen católico es tomar interés en conocer la doctrina católica junto con la Biblia. Conociéndolas te instruiras en tu fe católica y aprenderás a practicarla (Santiago 1,22-25). Entonces te darás cuenta que no necesitas un cambio de religión para conocer y practicar la Palabra de Dios. Al contrario, descubrirás que solo en la Religión Católica se llega a vivir el pleno seguimiento de Jesucristo como lo vivieron esos cristianos heroicos que llamamos "santos" (San Martín de Porras, San Juan Bosco, San Francisco de Asís, San Luis de Monfort, La Madre Teresa de Calcuta, etc). 

Ya es tiempo que descubras católicamente lo provechoso que es estar con Dios y seguir el camino de sus leyes frente a los agobiantes problemas de cada día (Salmo 23,1-4). Empieza pues a estudiar la Biblia. Libérate de las supersticiones; aprende a salir del estancamiento material y espiritual que produce el pecado (Ezequiel 33,11). Dios te ama y quiere tu bien. Pero falta tu cuota de esfuerzo en conocer y practicar la Palabra de Dios (Josué 1,8). El te guiará con su Santa Palabra y te ayudará cuando se lo pidas en sincera oración (Mateo 11,28). No sigas pues lamentándote de tu mala suerte. Empieza a aprender la Palabra de Dios. No mañana, sino... ¡hoy! 


Valora tu fe católica. 

Estudiando la Biblia y las doctrinas católicas aprenderás a valorar tu fe católica y darás buen testimonio de ella. Jamás te avergüences de ser católico. Al contrario, aprende en la Biblia lo que verdaderamente es ser: (=cristiano universal) y trata de vivir conforme a ello . Si no lo haces estarás a merced de las sectas (Mateo 24,23-25). Ten presente este refrán: "Católico ignorante futuro protestante, católico instruido jamás será confundido". En cambio, si entras al conocimiento de la Biblia llegarás a saber cuál es el camino de Dios, cambiarás tu vida y producirás obras buenas para gloria de Dios y provecho de tus semejantes (Salmo 19,7-10). 


Despertemos al gigante dormido. 

Hermano(a): Tú eres un hijo de Dios. El te ha creado para que vivas una vida feliz. Sin embargo andas agobiado por muchos problemas que te hacen renegar de la vida ¿Sabes porqué existe el sufrimiento? La causa está en el apartamiento de las leyes de Dios (Deut 30,15-16). Reflexiona y te darás cuenta que muchos de tus problemas son consecuencia de pasados errores personales y familiares. Tú creías que te había caído la "mala suerte". Pero, no es así, no te engañes, la Biblia dice claramente que "lo que se siembra, eso se cosecha" (Gálatas 6,7). 

Por lo tanto: Lo que necesitas es conocer la Palabra de Dios para que ilumines tu vida y guíes bien tus pasos (Mateo 4,4). Por eso te invitamos a que te acerques al Señor mediante el conocimiento de la Santa Biblia. El Señor te está llamando hoy: "Vengan a mi los que están agobiados que yo les daré descanso" (Mt 11,28). Te está esperando con los brazos abiertos. ¿cuál es tu respuesta a su llamada?

(Tomado de: http://sbcpe.net16.net/SemillasEv.html)


Dios te bendiga.

2 comentarios:

Hno. Católico Romano dijo...

J.M.J
Muy interesante este blog, me gustaria saber quienes sois.
!Jesús los bendiga!

Veni Domine Iesu dijo...

Hola hermano católico.

Me llamo Jorge, soy solamente un laico católico preocupado por el incremento de las sectas protestantes, y la finalidad de crear este blog fue para compartir un poco de lo que he aprendido en el campo de la apologética.

Que Dios te bendiga abundantemente.