lunes, septiembre 13, 2010

¿Existen los extraterrestres?



La Iglesia no se ha pronunciado oficialmente sobre la existencia de extraterrestres. Ni la Biblia ni la Tradición Apostólica mencionan nada al respecto. La existencia de estos seres no cambiaría en nada la doctrina católica. La Biblia nos enseña que Dios posee supremacía y poder absoluto sobre todo lo creado. Solo El es Dios y ni los ángeles, ni los hombres ni los supuestos extraterrestres son Dios.

Como criaturas, los extraterrestres serían absolutamente dependientes del único Dios y, si tuviesen inteligencia, habrían sido creados para conocerle, amarle y servirle. También estarían bajo la autoridad de Jesucristo quien es El Señor de toda la creación y a quien todo ser en el cielo y en la tierra debe adorar.

Los extraterrestres no tendrían ninguna autoridad sobre nosotros ni pueden ser nuestros salvadores. Nuestro salvador solo puede ser Jesucristo porque nuestra caída fue causada por una ofensa contra Dios y solo Jesucristo, por ser Dios, puede reconciliarnos con Dios.

¿La pirámides de Egipto y de América, no son obra de extraterrestres?

No es necesario apelar a seres extraterrestres para resolver los enigmas de estas obras extraordinarias. Sabemos que Dios inspira y da medios a los hombres para hacer grandes cosas que posteriormente parecen imposibles. El hombre refleja el genio de su Creador, quien otorga sus dones como y cuando quiere.

¿Serán los ángeles extraterrestres?

Podemos ser visitados por mensajeros de Dios o por demonios. Ni uno ni el otro son extraterrestres en el sentido usual de la palabra. Los ángeles No son “extraterrestres” porque, siendo espíritus puros, no necesitan habitar en un lugar físico. Habitan en el cielo, aunque pueden hacerse presente en cualquier lugar que Dios los envíe.

¿Pero no se han reportado encuentros con extraterrestres?

Sí, como se han reportado también encuentros con seres mitológicos y con sirenas. El hecho es que no se han verificado. Los reportados encuentros con extraterrestres pueden tener diversos orígenes: El sensacionalismo, la imaginación (se observa algo extraño y se concluye falsamente que es un ovni), la demencia y la mentira. Cuando el contacto con los “extraterrestres” está asociado a la práctica religiosa o a mensajes, es posible que se trate de actividad diabólica. El demonio puede engañar haciendo portentos sensibles para acreditarse poder, fomentar falsas creencias y apartarnos de Jesucristo.

¿De igual manera, no se podrían rechazar las apariciones de la Virgen?

La Iglesia está consciente del peligro de apariciones falsas. Es por eso que procede con suma cautela ante reportes de apariciones. Es cierto que muchas de ellas resultan ser falsas, pero también hay que recordar que, si bien el demonio tiene poder para engañar, mucho más poder tiene Dios para comunicar la verdad sin engaño. Dios ha prometido que el Espíritu Santo guiará siempre a la Iglesia. Las apariciones son investigadas rigurosamente por muchos años hasta que se perciben los frutos y se descartan posibilidades de engaño. Es por eso que tenemos confianza de que las apariciones aprobadas por la Iglesia son auténticas.

Los reportes de visitas de extraterrestres, por el contrario, no han producido otro fruto que fantasías.




ROMA, 13 May. 08 / 02:16 pm (ACI)

En entrevista publicada por el diario oficioso del Vaticano, L'Osservatore Romano, titulada "el extraterrestre es mi hermano", el Director del Observatorio Vaticano, el sacerdote jesuita José Gabriel Funes, indicó que creer en la posible existencia de vida extraterrestre no se opone necesariamente a la doctrina católica.

El P. Funes, argentino de 45 años de edad, dijo que "la astronomía tiene un valor profundamente humano". "Es una ciencia que abre el corazón y la mente. Nos ayuda a colocar en la justa perspectiva nuestra vida, nuestras esperanzas, nuestros problemas. En este sentido –y aquí hablo como sacerdote y como jesuita– es también un gran instrumento apostólico que puede acercar a Dios", explica el sacerdote en la entrevista realizada por Francesco M. Valiante.

Con relación al origen del universo, el presbítero precisó que personalmente considera que la teoría del "bing bang" parece ser la más plausible, y que no contradice a la Biblia. "No le podemos pedir a la Biblia una respuesta científica aquí. Al mismo tiempo, no sabemos si en un futuro cercano la teoría del 'bing bang' será superada por una más completa y precisa explicación sobre el origen del universo".

Al ser preguntado por la existencia de vida extraterrestre, el Director del Observatorio Vaticano indicó que "es posible, incluso si hasta ahora, no tenemos prueba de ella. Pero ciertamente en tan grande universo esta hipótesis no puede excluirse".

Seguidamente, el sacerdote argentino señaló que "así como existe una multiplicidad de criaturas sobre la tierra, así también puede haber otros seres, incluso inteligentes, creados por Dios. Esta no es una contradicción con nuestra fe, porque no podemos establecer límites a la libertad creadora de Dios. Para decirlo con San Francisco, si podemos considerar algunas criaturas terrestres como 'hermanos' o 'hermanas', ¿por qué no podemos hablar de nuestro 'hermano extraterrestre? Él también pertenecería a la creación".

Refiriéndose luego a la oveja perdida de la parábola del Evangelio, el P. Funes comentó que "podemos pensar que en este universo puede haber 100 ovejas, equivalente a distintas clases de criaturas. Nosotros, que pertenecemos a la especie humana podríamos ser precisamente la oveja perdida, los pecadores que necesitan pastor. Dios se hizo hombre en Jesús para salvarnos. De esa forma, asumiendo que existiesen otros seres inteligentes, no podemos decir que necesitan redención. Podrían haber permanecido en total amistad con el Creador".

"¿Y qué pasaría si fueran pecadores?", cuestionó Valiante. "Jesús se hizo hombre una vez para siempre. La encarnación es un evento único. Entonces estoy seguro que ellos, de alguna manera, tendrían la opción de disfrutar de la misericordia de Dios, así como ha sucedido con los seres humanos", contestó el sacerdote. (tomado de Aciprensa).

Dios te bendiga.

No hay comentarios: