sábado, octubre 05, 2013

Breve defensa bíblica de la Trinidad en 7 pasos.






(1) Hay un solo Dios:

Deut 4:35  Pues a ti te lo mostraron, para que sepas que el Señor es Dios y no hay otro fuera de él.

Deut 4:39  Así pues, reconoce hoy, y aprende en tu corazón, que el Señor es Dios, arriba en el cielo y abajo en la tierra, y no hay otro.

Deut 6:4  Escucha, Israel, el Señor, nuestro Dios, es solo uno.

Deu 32:39  Pero ahora mirad: yo soy yo, y no hay otro fuera de mí; yo doy la muerte y la vida, yo desgarro y yo sano, y no hay quien se libre de mi mano.

2ª Sam 7:22  Por eso eres grande, mi Señor, como hemos oído; no hay nadie como tú, no hay Dios fuera de ti.

Isa 43:10  Vosotros sois mis testigos oráculo del Señor y mis siervos, a quienes escogí, para que supierais y me creyerais, para que comprendierais quién soy yo. Antes de mí no habían fabricado ningún dios y después de mí ninguno habrá:

Isa 45:5  Yo soy el Señor, y no hay otro; fuera de mí no hay dios.

Mar 12:29  Jesús respondió: El más importante es: Escucha, Israel, el Señor nuestro Dios es uno solo.

Rom 3:30  ya que Dios es único y justifica a los circuncisos y a los incircuncisos por la fe.

1ª Cor 8:4  En cuanto a comer carne sacrificada a los ídolos, sabemos que no existen los ídolos del mundo, que Dios es uno solo.

1ª Tim 2:5  No hay más que un solo Dios, no hay más que un mediador, el hombre Cristo Jesús


(2) Hay “llamados dioses” que no son realmente "dioses" en absoluto:

Jer 10:11  Por eso les diréis: Dioses que no hicieron cielo y tierra desaparezcan de la tierra y bajo el cielo.

1ª Cor 8:5  Aunque existiesen en el cielo o en la tierra los llamados dioses, y hay muchos dioses y señores de ésos…

2Co 4:4  a quienes por su incredulidad el dios de este mundo les ha cegado la mente para que no les amanezca la claridad de la gloriosa Buena Noticia del Mesías, que es imagen de Dios

Gal 4:8  Antes, cuando no conocíais a Dios, venerabais a los que realmente no son dioses.


(3) El Padre es Dios:

Mat 11:25  En aquella ocasión Jesús tomó la palabra y dijo: ¡Te alabo, Padre, Señor de cielo y tierra, porque, ocultando estas cosas a los sabios y entendidos, se las diste a conocer a la gente sencilla!

Jn 17:3  En esto consiste la vida eterna: en conocerte a ti, el único Dios verdadero, y a tu enviado, Jesús el Mesías.

Luc 1:32  Será grande, llevará el título de Hijo del Altísimo; el Señor Dios le dará el trono de David, su padre,

Jn 8:42  Jesús les replicó: Si Dios fuera vuestro padre, me amaríais, porque yo vine de parte de Dios y aquí estoy. No vine por mi cuenta, sino que él me envió.

Jn 10:36  al que el Padre consagró y envió al mundo, ¿vosotros decís que blasfema porque dijo que es Hijo de Dios?

Hch 2:33  Exaltado a la diestra de Dios, ha recibido del Padre el Espíritu Santo prometido y lo ha derramado. Es lo que estáis viendo y oyendo.

2ª Ped 1:17  cuando recibió de Dios Padre honor y gloria, por una voz que le llegó desde la sublime Majestad: Éste es mi Hijo querido, mi predilecto.


(4) El Hijo es Dios:

Mat 1:23  Mira, la virgen está encinta, dará a luz a un hijo que se llamará Emanuel, que significa: Dios con nosotros.

Jn 1:1  Al principio ya existía la Palabra y la Palabra se dirigía a Dios, y la Palabra era Dios.

Jn 5:18  Por eso los judíos con más ganas intentaban darle muerte, pues no sólo violaba el sábado, sino que además llamaba a Dios Padre suyo, igualándose a Dios.

Jn 8:58  Contestó Jesús: “En verdad les digo que antes que Abraham existiera, Yo soy.”

Jn 10:30  Yo y el Padre somos una sola cosa.”

Jn 20:28  Le contestó Tomás: Señor mío y Dios mío.

Rom 9:5  los patriarcas; de su linaje carnal desciende el Mesías. Sea por siempre bendito el Dios que está sobre todo. Amén.

Col 1:17  Todo fue creado por él y para él, él es anterior a todo y todo tiene en él su consistencia.

Col 2:9  Pues en él reside corporalmente la plenitud de la divinidad

Tit 2:13  esperando la promesa dichosa y la manifestación de la gloria de nuestro gran Dios y de nuestro salvador Jesucristo.

Heb 1:8  Al Hijo, en cambio, le dice: Tu trono, oh Dios, permanece para siempre, cetro de rectitud es tu cetro real. 


(5) El Espíritu Santo es Dios:

Act 5:4  ¿No podías conservarlo? O, si lo vendías, ¿no podías quedarte con el precio? ¿Qué te movió a proceder así? No has mentido a los hombres, sino a Dios.

2ª Cor 3:17  Ese Señor es el Espíritu, y donde está el Espíritu del Señor hay libertad.

El Espíritu Santo es el mismo Jehová que habló en el Antiguo Testamento:

Act 28:25-26  “Cuando se despedían sin ponerse de acuerdo, Pablo pronunció su última palabra: ¡Qué bien habló el Espíritu Santo a vuestros padres por medio del profeta Isaías!:  Ve a ese pueblo y dile: Oír oiréis pero sin entender; mirar miraréis pero sin ver.”

Pablo cita de Is 6:8-9; y allí no se dice que hablara el Espíritu Santo, sino el mismo Jehová:

Isa 6:8-9 Y empecé a oír la voz de Jehová que decía: “¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros?”. Y yo procedí a decir: “¡Aquí estoy yo! Envíame a mí”. Y él pasó a decir: “Ve, y tienes que decir a este pueblo: ‘Oigan vez tras vez, pero no entiendan; y vean vez tras vez, pero no consigan conocimiento’.


(6) El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son personales y distintos:

Mat 3:16  Después de ser bautizado, Jesús salió del agua y en ese momento se abrió el cielo y vio al Espíritu de Dios que bajaba como una paloma y se posaba sobre él. Se escuchó una voz del cielo que decía: Éste es mi Hijo querido, mi predilecto.

Mat 28:19  Por tanto, id a hacer discípulos entre todos los pueblos, bautizadlos consagrándolos al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo

2Co 13:13  La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios (el Padre) y la comunión del Espíritu Santo esté con todos vosotros.

Jn 14:16 y yo pediré al Padre que les envíe otro Defensor que esté siempre con ustedes:

Jn 17:5 Ahora tú, Padre, dame gloria junto a ti, la gloria que tenía junto a ti, antes de que hubiera mundo.


(7) Por lo tanto, el único Dios es tres personas, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo según la Biblia.



Dios te bendiga

1 comentario:

ramon adona martinez dijo...

DIOS LE GUARDE PADRE DANIEL. ME SIRVIÓ MUCHO EL ARTÍCULO SUYO QUE HACE AÑOS ME ENVIÓ: ¿POR QUÉ DEBERÍA CREER UD. EN LA TRINIDAD?