domingo, julio 29, 2012

Las Inquisiciones del protestantismo.

La Reforma Protestante y la Inquisición Católica.

El 31 de Octubre de 1517, el Fraile de la Orden de San Agustín, Martin Lutero, desafío el poder de la Iglesia de Cristo pegando 95 tesis reclamando la ansiada reforma de la Iglesia. Lo que en un comienzo debió solucionarse por medio de la diplomacia y la teología, termino en transformarse en un choque político; Martin Lutero hizo lo que sus ancestros del siglo VII no lograron por medio de la espada contra Carlo Magno, poner en peligro la unidad del Sacro Imperio Alemán.

El Emperador Alemán Carlos V no deseaba una guerra que destruyera el Imperio Cristiano mas poderoso de Europa hasta el momento. Su temor lo llevo primero a frenar a Lutero de manera teológica en Worms, al no lograrlo no tuvo mas opción que aceptar la existencia de los llamados protestantes que en 1530 le llevaron ante su trono la Confesión de Augsburgo.

De esta manera los protestantes se unificaban y se sometían a la autoridad del emperador alemán, aunque rechazaron someterse a los escrutinios de la Iglesia Católica Romana. Carlos V aceptaría de mala gana, era un católico convencido, pero la amenaza del Imperio Otomano le llevo actuar con prudencia y pragmatismo.


En Roma, el Papa Clemente VII llama al Concilio de Trento para Reformar a la Iglesia. Por petición del Emperador Carlos V, le pedía al Papa que la Inquisición no persiguiera a los protestantes y se les tuviese por inconversos de la misma manera como lo estaban los judíos y los musulmanes que vivían en Italia y España.

De mala gana, el Papa Clemente VII acepto estableciendo que mientras no dieran escándalos públicos podrían practicar su Fe; no se les debía obligar a entrar a las Iglesias ni siquiera a obligar a hacer reverencia ante el Santísimo Sacramento; podían tener toda clase de libros para uso personal pero no les permitirá la propaganda y el proselitismo.

La Inquisición entonces actuaba sobre la herética pravedad, es decir, las falsas conversiones que ocurrían entre judíos, musulmanes y protestantes para alcanzar riquezas personales.


La Inquisición Luterana.

Lutero, ya dueño de Sajonia, sostuvo que la herejía era un crimen incalificable. Se adopto entonces un sistema de juicios para castigar la blasfemia, la herejía y la hechicería con pena de muerte. El tribunal carecía de un procedimiento claro, el proceso podía durar desde un día hasta un año, la tortura se podía aplicar varias veces y sin permiso de un medico. No había Notarios, el mismo tribunal compuestos de pastores protestantes, decidía quien moría y quien vivía. Lutero diría: Un rebelde no merece que se le conteste con razones, porque no las acepta. La respuesta adecuada es tal boca es un puño que haga sangrar la nariz. No quiero oír ni saber nada de misericordia.

En la ciudad Augsburgo, los Anabaptistas eran cosidos en sacos y echados a ríos, Melachton ahí mismo en el año 1528 mando encerrar 170 Anabaptistas , se quemaron a 80 personas y los demás fueron marcados con hieros candentes en un juicio sumario que iba contra el Derecho de época. Su crimen era desoír a Lutero y escuchar a Calvino. Martin Lutero diría después: Calvino y otros herejes similares tiene demonios sobre demonios, corrompido el corazón y la boca mentirosa.


Por su parte Melachton como justificación dijo “¿Porque tenemos que tener con esa gentes mas piedad que Dios?” esto lo dijo convencido de que los Anabaptistas arderían en el infierno. La Inquisición Luterana tuvo con sede en Sajonia, con Melanchton como presidente. Al final de 1530 este presentó un documento donde defendía el derecho a reprimir por la espada a los Anabaptistas, Lutero escribió de su mano una nota que decía “esto es de mi agrado”.

La Inquisición Luterana era implacable. Hasta niños de siete años y ancianos moribundos estaban prisioneros en sus cárceles por cargos de blasfemia o hechicería. Un juez solo quemó en 16 años a 800 mujeres acusadas de brujería en juicios irregulares al derecho de su época. Se cree que la Inquisición Luterana mato 100.000 mujeres acusadas de brujería.


La Inquisición Anglicana.

El capricho del rey Enrique VIII por Ana Bolena lo llevo a romper con Roma repudiando a su mujer, la Reina Catalina de Aragón. Su lujuria le valió la enemistad de España y el Sacro Imperio Alemán. Y perder sus pretensiones sobre Francia. Excomulgado e influenciado por esa mujer, llevo al martirio al Cardenal John Fischer y al humanista Tomas Moro, mártires y ejemplos de santidad en época de persecución. Pero las cosas no quedaron así.

Furioso contra la Iglesia Católica Romana, el rey Enrique VIII mando destruir a toda la Orden de los Dominicos. De mil dominicos en Irlanda, solo sobrevivieron dos. Su hija Elizabeth I, continuo la reprehensión contra el catolicismo, el historiador protestante Henry Hallam dice “la tortura y la ejecución de los Jesuitas en el reinado de Isabel Tudor fue caracterizado por el salvajismo y el prejuicio” Fue bajo su amparo que John Knox, padre del Presbiterianismo prohibió la Misa en Escocia con penas de confiscación de bienes y azotes públicos, la segunda vez que se cometiera, la pena era la muerte del individuo. Sabemos que también mando a la hoguera a 1000 mujeres acusadas de hechicería en tribunales improvisados.


En 1560 el Parlamento decretó pena de muerte contra todos los católicos, El código inglés para Irlanda:

  • "El católico que enseña a otro católico o protestante será ahorcado".
  • "Si un católico adquiere tierras, todo protestante tiene el derecho de despojarle".
  • "Destierro perpetuo a todo sacerdote católico; quienes lo eludan, sean medio ahorcados y descuartizados".


William Cobbet, que fue un escritor protestante, en su libro "Historia de la reforma protestante" afirma que Isabel de Inglaterra (protestante) hizo y causó más muertes de católicos en un año que la inquisición española en toda su historia, tenia razón.


La Inquisición Calvinista.

Decía Juan Calvino: “Personas que persisten en las supersticiones del anticristo romano deben ser reprimidas por la espada. Y lo cumplió. Su compañero Zwinglio en 1525 comenzó la persecución de los Anabaptistas en Zurich, las penas iban desde ahogamiento en el lago o en los ríos hasta la hoguera. Todo aquel que escuchase sermones católicos conllevaba penas y castigos físicos.

Aún fuera de los perímetros de la ciudad a los sacerdotes se les prohibía celebrar la Misa y bajo orden de severas penas se prohibía tener cuadros religiosos e imágenes en las casas particulares. En Zurich la Misa fue proscrita en 1525, esto fue seguido de quema de Monasterios y destrucciones masivas de Iglesias, los Obispos de Constanza, Basilea, Lausana y Ginebra fueron obligados a abandonar sus ciudades y el territorio. Furioso contra los luteranos aplico restricción para no tener a esas sucias hordas en Suiza, Zwinglio escribiría: "el demonio se ha adueñado de Lutero."

En 1547 James Gruet se atrevió a poner una nota criticando a Calvino y fue arrestado, torturado en el potro dos veces al día por un mes y finalmente sentenciado a muerte por blasfemia, se le clavaron los pies a una estaca y se le cortó la cabeza. Los hermanos Comparet en 1555 fueron acusados de libertinos y fueron ejecutados y desmembrados para exhibir sus partes en diferentes sitios de Ginebra.


Cifras comparativas.

Suiza: 4000 a 5000 personas ejecutadas por la Inquisición protestante.

Inglaterra: La cifras que recogen los historiadores son escandalosas, un total de 200.000 católicos asesinados durante al reinado de Enrique VIII, seguido de una reprehensión que duraría hasta 1913 que sube la cifra hasta 270.000.

Alemania: Se estima entre 500.000 desde 1525 hasta 1648.

El filosofo liberal y masón, Juan Jacobo Rousseau dijo: 

"la Reforma fue intolerante desde su cuna y sus autores se cuentan entre los grandes represores de la humanidad."
 Rousseau sabia lo que decía...

Ir al tema viii. —> Inquisición en América.

Continuara…

______________________________________

Bibliografía:

Inquisición: Historia Critica. R. García Cárcel y D. Moreno.
La Inquisición Española. Henry Kamen.
Inquisición sobre la Inquisición. y La Inquisición. Las diez sorpresas. Alfredo Junco.
La leyenda negra y la verdad histórica: contribución al estudio del concepto de España en Europa. Julián Juderias y Loyot.
Proceso contradictorio a la Inquisición española. Jean Dumont.
Lutero y el nacimiento del protestantismo. James Atkinson
Historia del cristianismo Tomo II, Justo Gonzales.
Instrucción y Confesión de fe usada en la Iglesia de Ginebra. Juan Calvino.
Contra las hordas rapaces y homicidas de los campesinos y Escritos políticos. Martin Lutero.
Martín Lutero: su vida y su obra. Federico Fliedner.

2 comentarios:

Arnulfo dijo...

Muy importante y necesaria para el católico toda la aportación que usted hace sobre el tema de la inquisición. Leyenda negra de la cual se valen tanto los ateos como los protestantes para fustigar a la Iglesia Católica. Le diré que tengo mas de un año leyendo el blog y sus enlaces y lo tengo como uno de mis favoritos

Veni Domine Iesu dijo...

Hermano Arnulfo le agradezco mucho sus comentarios, son los que nos motivan seguir adelante con este humilde ministerio, que Dios le colme de bendiciones, y de nuevo gracias por seguir el blog, mucho animo...