martes, diciembre 15, 2009

Las buenas obras catolicas

 
Hoy día, es ya muy común encontrar por los diferentes medios a muchos anticatólicos atacando a la Iglesia de Cristo, bueno eso no es novedad asi trataron a Su fundador, esto también es prueba de que estamos en la Iglesia correcta “ladran Sancho, cabalgamos”. Mucho se habla de lo malo de la Iglesia y de sus miembros, pero es poco lo que se dice de lo mucho que la Iglesia católica ha ayudado a la humanidad, he ahí el motivo de recopilar esta información que en parte sustraje de los foros de catolic.net donde hermanos foreros han posteado esta información donde también esta disponible. Mi intención es recopilar esta información en de una forma mas practica para que el lector pueda tener acceso a la misma y recordándoles desde luego que son bienvenidos sus aportes en cuanto a seguir recopilando la abundante ayuda y beneficio de la Iglesia católica a lo largo de su historia.

Los primeros Hospitales.

Al parecer fue santa Elena quien fundara el primer hospital cristiano en Constantinopla para atender a los peregrinos que iban Jerusalén, los primeros hospitales están vinculados a los monasterios, pero pronto se fundaron las casas hospitalarias bajo la dirección de la Iglesia. En París se funda el Hôtel Dieu por el obispo Landerico en torno al 650, y en el 717 se funda en Roma el Hospital del “Santo Spirito”, bajo la protección de los papas. Durante toda la Edad Media, el Renacimiento y el Barroco, la casi totalidad de los hospitales es de titularidad eclesiástica.

Todavía hoy, el 80 % de los hospitales del Tercer Mundo son de iniciativa cristiana, de hecho Tomas East Wood historiador erudito conocido por su libro, -como la Iglesia católica fundo la cultura occidental- observa que la caridad tal como se aprecia y se practica en occidente y como comúnmente le conocemos católicos, protestantes ateos etc, nace y se desarrollo en el seno de la iglesia católica.

Hoy por hoy, la iglesia católica es la que cuenta con hospitales en el mundo entero, monjes y monjas y misioneros han gastado su vida en el servicio a los demás. Hoy día la Iglesia mantiene en cada continente, miles de hospitales, dispensarios para distribuir alimentos, leproserías y hogares para ancianos y minusválidos. Esto es porque desde el principio de la Iglesia, los primeros cristianos se tomaron en serio el mandato de Cristo de servir a los demas. Veamos el testimonio solamente de algunos de estos hijos de la Iglesia en todas en las diferentes etapas.

San Juan Crisóstom0: Nació entre el 344 y el 354 en Antioquía de familia noble y rica. Convertido al cristianismo, fue bautizado por Melecio el Confesor. Tras ser instruido por Diodoro de Tarso, se retiró con un ermitaño, por un período de cuatro años, alterándose penosamente su estado de salud. De regreso a Antioquía, fue ordenado diácono en el 381 y sacerdote en el 386. Desde ese año hasta el 397 fue predicador de la iglesia principal, dedicó cuantiosos fondos a obras de beneficencia como hospitales y auxilio de los necesitados.

Santa Eduviges; Nació en Baviera hacia el año 1174; se casó con el príncipe de Silesia, del que tuvo siete hijos. Llevó una vida de piedad, dedicándose a socorrer a pobres y enfermos, fundando para ellos lugares de asilo. Al morir su esposo, ingresó en el monasterio de Trebnitz, donde murió el año 1243. Es tía de Santa Isabel de Hungría. Enrique fundó el Hospital de la Santa Cruz en Breslau, y Santa Eduviges, un hospital para leprosas en Neumarkt donde solía asistir personalmente a las enfermas.
San Camilo de Lelis 1550-1614. Fundador de los Siervos de los enfermos.

Encontró a Jesucristo en los enfermos pobres, a los que amaba y servía con todo su corazón. Su congregación cuidaba de los enfermos y contribuyó en el saneamiento de Roma y otras ciudades. Enseñaban como prevenir y cuidar las enfermedades. Consideraron la función de la dieta en la salud y enseñaron el sistema de organizar a los enfermos por pabellones. Los hospitales de la época empleaban a personas sin dedicación hacia los enfermos. Esto llevó a Camilo a fundar una asociación de personas deseosas de consagrarse, por caridad, al cuidado de los enfermos. Encontró seguidores pero también graves obstáculos por las envidias y rumores que provocan las grandes obras de Dios.

En 1585, habiendo crecido la comunidad, prescribió a sus miembros un voto de atender a los prisioneros, a los enfermos infecciosos y a los enfermos graves de las casas particulares. Desde 1595 envió religiosos con las tropas para servir de enfermeros. Tal fue el comienzo de los enfermeros de guerra, antes que existiese la Cruz Roja fundada por Enrique Dunant. San Camilo también asistió heroicamente a Roma durante una peste que asoló a la ciudad. En 1591 San Gregorio XIV elevó la congregación de San Camilo a la categoría de orden religiosa. Hoy en la actualidad los Siervos de los Enfermos cuentan con sacerdotes y hermanos consagrados a cuidar a los enfermos.

San Jerónimo Emiliani: Fundó la Orden de los Clérigos Regulares de Somasca, con la misión de socorrer a los niños huérfanos y pobres. Murió en Somasca (Bérgamo) el año 1537. En 1928 Italia sufre hambruna. Mueren millares de personas. Multitudes acuden a Venecia por considerar que allí hay mas oportunidades. El gobierno no ayuda y hay muchos indigentes en las calles, entre ellos hay muchos niños.. Jerónimo esta entre un grupo de fieles cristianos que se entregan al servicio de los necesitados. En pocos días agota todo su dinero y comienza a vender, a favor de los pobres, todas sus posesiones, incluso los muebles de su casa. El mismo se dedicaba a dar de comer, vestir y hospedar. Siempre animaba a todos a confiar en Dios, aun en la hora de la muerte. Cadáveres de víctimas aparecen por las calles. Jerónimo los carga sobre sus hombros y los lleva al cementerio. El también contrae la peste y se ve grave de muerte. Todo lo acepta con gran virtud. Aquello sirvió para gran testimonio de todos quienes le conocieron. Pero pronto se recuperó y continuó la obra. De Madre Teresa no hablamos porque sus obras hacia los pobres de los pobres son muy evidentes.


Fundaciones católicas modernas.

La Legión de María: Frank Duff fue fundador de la Legión de MaríaLa Legión de María es una organización apostólica de laicos en la Iglesia Católica. Cuenta con más de 33 millones de miembros en el mundo. Ha recibido el reconocimiento de numerosos Papas, incluyendo Juan Pablo II. Comienza en un hogar de Dublín (Irlanda), el 7 de septiembre de 1921 cuando un grupo de adolescentes se reunen con Frank Duff (fundador), oran y se deciden a servir a los enfermos y llevar el evangelio a todo el mundo. La Legión de María está en Africa desde 1933, en China desde 1936.

Los Caballeros: Conocidos como el brazo fuerte de la Iglesia los Caballeros de Colón es una de esas asociaciones altruistas mas activas en el mundo entero. En la 125° Convención Anual de la organización laical católica más grande del mundo el caballero supremo declaró en su informe que en 2007 habían hecho donativos para obras de caridad en todo el mundo por un concepto de 143 millones de dólares. Sin embargo, lo más importante para ellos son las 68.200.000 horas de voluntariado y la filiación de 1,7 millones de miembros varones, conformando así la agrupación mas grande de varones al servicio de los demás en el mundo entero, siendo esta organización reconocida a nivel mundial por presidentes de diferentes países y reconocida por su seguro de vida para sus miembros y afiliados como los mas confiables.

Manos Unidas: Manos Unidas es otra de las organizaciones estrechamente vinculadas a la Iglesia Católica que se preocupa por las personas que padecen hambre. Nació en 1960 con el nombre de “Campaña contra el hambre”, aunque en 1978 adoptó el actual. Su fin principal es la financiación de proyectos de desarrollo en el Tercer Mundo. Obtiene los recursos de donativos y subvenciones. En 2007 destinó más de 30 millones de euros a iniciativas contra el hambre, especialmente en África.

La asociación Ayuda a la Iglesia Necesitada: La asociación Ayuda a la Iglesia Necesitada es otro de los organismos que más contribuyen a nombre de la Iglesia. Tan solo en 2007 destinaron casi 165 millones de euros para iniciativas en 136 países, algunos de ellos de mayoría musulmana como Pakistán, Irán e Irak.

Fundación Altius: Otra organización que cada vez se está posicionando como un referente de la caridad cristiana para los más necesitados es la Fundación Altius. Altius ha desarrollado especialmente numerosas obras educativas a favor de personas de escasos recursos (www.centrosmanoamiga.org) así como otros programas como los CIDECO (pequeñas “ciudades” para los afectados por catástrofes naturales), centro de salud y atención médica, etc. Actualmente Altius opera en más de 15 países.
Domund.

Es un acrónimo creado en 1943 por las Obras Misionales Pontificias, cuyo primer Director Nacional, el monseñor Ángel Sagarminaga lanzó a la calle el eslogan "DoMund" que quiere decir "Domingo Mundial".En España se conoce como Domund a la Jornada Mundial de las Misiones, celebrada en todo el mundo, que tiene como objetivo recaudar en los países desarrollados dinero desde las parroquias católicas y otros centros con el objetivo de destinar ese dinero a las obras misionales.

Infancia misionera: Es la obra misional pontifica de los Niños y para los Niños. Esta obra presta un servicio para la animación misionera de los niños y de sus educadores, con el fin de moverlos a compartir la fe y los medios materiales con los niños de las regiones y de las Iglesias más necesitadas del mundo entero. Se propone asociar a los niños de todo el mundo a la obra redentora de Jesús, educándoles gradualmente en el amor universal para ayudar a los niños necesitados de los países de misión. Tiene la finalidad de formar e informar a los niños en ella integrados, de evangelizar y socorrer a la infancia pobre y alejada del Mensaje salvador de Jesús. Fue fundada en 1843 por Monseñor Carlos Augusto de Forbin Janson, Obispo de Nancy. Obtuvo desde el principio el apoyo de la Santa Sede. La Obra se difundió muy pronto en las diócesis de Francia y de los otros países de Europa, así como de América. Ha sido erigida en la mayoría de los países, El 3 de mayo de 1922 esta Obra recibió el título de Pontificia.

No son las únicas obras, es verdad, pero sí dejan ver un poco de la gran magnitud del trabajo que realizan. Tampoco es el único campo pues también están el educativo guarderías, escuelas, universidades, centros de postgrado, escuelas de educación especial y de readaptación social, el sanitario, hospitales, centros de salud, ambulatorios, dispensarios médicos, el asistencial orfanatos, asilos de ancianos, centro para atención de discapacitados, a madres solteras, para niños down, centros de consultoría familiar, juvenil, de atención a la mujer, etc. y espiritual, pastoral penitenciaria en las cárceles, pastoral de la familia, de la juventud y de la niñez, etc).

El Vaticano: El papa Benedicto XVI visitó el comedor de Caritas de la zona de Colle Oppio, en Roma, en el que cada día comen decenas de pobres, y destacó el servicio que da a los necesitados 'sin distinción de raza, religión y cultura. En el comedor, el jefe de la Iglesia Católica bendijo una lápida puesta en recuerdo del Papa Juan Pablo II, quien cumplió allí una visita similar el 20 de diciembre de 1992 y la cual dejó constancia de la intitulación de dicho lugar en memoria del Papa Wojtyla.

Durante un breve mensaje Benedicto XVI hizo una reflexión sobre la navidad y el nacimiento de Jesús, vinculando el tema con la pobreza de quienes reciben de comer en ese centro de ayuda. "En este lugar es posible tocar con la mano la presencia de Cristo en el hermano que tiene hambre y en aquel que le ofrece de comer; aquí se puede experimentar que, cuando amamos al prójimo, conocemos mejor a Dios", señaló.


Las Universidades.

Hoy día nos asombramos por los avances de las ciencias y las ventajas que esta ha acarreado al mundo moderno, pues bien, fue en las Universidades donde se inicia la ciencia y la Iglesia Católica fue quien fundó las primeras universidades. Estableció así las bases para el gran avance humano y cultural de Europa y de Occidente. Esto ocurrió en la época que hoy se quiere denominar peyorativamente como la "Edad Media". La Iglesia siempre ha favorecido el estudio de las ciencias y las artes. La razón y la fe, lejos de ser contradictorias, se complementan. Siglo IX: Escuelas monásticas. En los monasterios surgieron escuelas que tuvieron gran influencia en Europa. Aunque se establecieron principalmente para la formación de los monjes, acogían también a estudiantes externos.


Universidades en América.

La primera Universidad en América fue fundada por la iglesia Católica, fue la de Santo Tomas de Aquino fundada en 1538 hoy conocida como Universidad Autónoma de Santiago. Luego del descubrimiento de América en 1492, llegaron al nuevo mundo españoles de todos los niveles culturales, incluyendo sacerdotes y laicos con formación universitaria. Las primeras universidades fundadas entonces son la Universidad Autónoma de Santo Domingo en La República Dominicana (1538), la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en Lima (1551) y la Universidad Nacional Autónoma de México (1551).

El documento más antiguo que contiene la palabra “Universitas” utilizada para un centro de estudio es una carta del papa Inocencio III al Estudio General de París. La Universidad de Oxford en Inglaterra procede de una escuela monacal organizada como universidad por estudiantes de la Sorbona de París. Fue abalada por el Papa Inocencio IV en 1254.


Primeros centros escolares gratuitos.

La expansión de la cultura y la educación a amplios sectores de la sociedad no fue un logro de la Revolución Francesa ni de la Ilustración. En los siglos XVI y XVII surgen institutos religiosos especialmente consagrados a la enseñanza elemental y universitaria, religiosa y profana, nada les es ajeno. La enseñanza gratis para todos fue una iniciativa de la Iglesia católica hoy mantiene en los lugares y regiones mas alejadas en el mundo entero. Por nombrar solo un caso, el de los sacerdotes del Verbo Encarnado quien ha mandado a sus misioneros a las zonas rurales mas alejadas del Perú donde se da sustento a centenares de adolecentes que viven en extrema pobreza, donde en estas casas hogares se les educa y se les alimenta desinteresadamente con ayuda humanitaria que estos mismos sacerdotes promueven.


Primer centro de matemáticas avanzado.

Geometría y aritmética le deben mucho a jesuitas del siglo XVII que se adelantaron al mismísimo Newton. La ciudad de Amberes en Bélgica tuvo el honor de ver cómo su colegio superior, regentado por los jesuitas, se convertía en el primer centro superior de enseñanza de matemáticas de Europa. Muchos otros colegios habían sido los cimientos de las Universidades; pero el colegio de Amberes evolucionó hasta convertirse, no en una Universidad más, sino en un prototipo de lo que hoy conocemos como Centros de Investigaciones Avanzadas.


Primera asociación científica del mundo.

Pocas personas saben que la primera asociación científica del mundo fue promovida por la Iglesia. La Pontificia Academia de las Ciencias fue fundada en 1603 y en el 2003 cumple 400 años. Quizá muchos de nosotros no sabíamos que Galileo Galilei (uno de los más grandes científicos que revolucionaron la ciencia moderna con sus teorías heliocéntricas) fue miembro de esta Academia de las Ciencias. Es más, gracias al apoyo que recibió de ella pudo financiar la mayoría de sus obras científicas. Aunque para el protestante resulte difícil creerlo, cuando Galileo fue sentenciado a "arresto domiciliario" por una temporada (y digo esto porque no murió en la hoguera como muchos creen, ni fue condenado por la iglesia a la hoguera ni nada parecido, eso es fruto de conspiración contra la iglesia lo que se conoce como Leyenda Negra). Solo se le prohibió salir de su casa una temporada, esta decisión tomada mantuvo a Galileo alejado de la peste que se sufriría en sus últimos años de vida. Le proporcionaron vivienda y comida así como libre acceso a su biblioteca lo cual tuvo como resultado que Galileo hiciera aportaciones importantes a la ciencia de dinámica de fluidos.

Otro gran ejemplo es el sacerdote católico belga, George Lemaître, que propuso la teoría del Big-Bang (la gran explosión) como una posible explicación del origen temporal del universo. Esta teoría, hoy en día, es examinada con gran interés por los científicos por los recientes descubrimientos acerca de un eco en el universo que podría ser el resulatado de esta gran explosión. Otros católicos destacados fueron Steno (1638-1686), estableció las bases de la paleontología moderna. El beato Steno fue obispo misionero, y Mendel (1822-1884), estableció las bases de la genética. Mendel fue un monje agustino católico. El mismo Copérnico (1473-1543), fundador de la astronomía moderna fue canónigo en el Cabildo de Ermland en Frauenburg.

Dr. Luis Pasteur (1822-1895), es otro católica al que debemos recordar cada día cuando bebemos productos pasteurizados, pues él descubrió el proceso de pasteurización, o cuando damos gracias por haber erradicado la rabia de España, pues él descubrió la vacuna contra la rabia, o cuando bebemos champagne. El gran sabio Pasteur decía: "Un poco de Ciencia nos aparta de Dios. Mucha, nos aproxima".


Otros católicos destacados.

Jesuitas como Crisóforo Clavio, Scheiner, Kirchner, Boscovich, fueron geniales científicos y maestros de varias generaciones de hombres de ciencia. La mayoría de los cráteres de la luna están nombrados tras sus descubridores, sacerdotes y astrónomos Jesuitas.

El padre Christóforo Scheiner descubrió las manchas solares antes que Galileo (en enero de 1612; Galileo las descubrió en marzo; aunque es verdad que -sin saberlo ellos- se les había adelantado el astrónomo y pastor luterano David Fabricius en junio de 1611). Además fabricó el primer telescopio terrestre y realizó estudios sobre el ojo publicando "Oculus", obra en que describe correctamente que es en la retina donde se percibe la luz.

El padre Atanasius Kirchner (o Kircher), cuyo afán investigador le empujó a deslizarse por el interior del cráter del Vesubio, es el creador de la Geología Moderna. Polifacético descubridor, investigador del mundo oriental y de la medicina, fue el primero en defender que las enfermedades eran causadas por microorganismos.

Rudjer Joseph Boscovich, jesuita, físico, astrónomo, matemático, filósofo, diplomático y poeta, cuyo trabajo influyó en personajes de la talla de Laplace, Gauss, Euler y Jacobi, es considerado el pcursor de la teoría atómica e incluso esbozó algunas ideas de la teoría de la relatividad.

Sobre los jesuitas se ha escrito muchísimo y han estado durante siglos en el punto de mira. Algunos no dudan en atribuirles algunos de los males endémicos de nuestra sociedad. Pero los hechos hablan por sí mismos y muestran la importancia que han tenido muchos de estos religiosos, como mínimo en el desarrollo de la ciencia experimental a quienes también se les atribuye ser los primeros en haber descubierto la ciencia de la sismología, ciencia en los cuales los Jesuitas han sido pioneros en esta rama por excelencia.


La Iglesia católica y la ciencia medica.

Mucho le debe el mundo de la medicina a los aportes que a lo largo de su evolución han tenido parte los científicos y doctores de fe católica algunos reconocidos por su genio y grandes aportes a la medicina como innumerables santos doctores que murieron en el anonimato en su ayuda altruista en los hospitales y centros médicos en el mundo entero.

Louis Pasture (1822 – 1895). Uno de los tres fundadores de la microbiología. Católico practicante quien morirá con el rosario en la mano, después de escuchar la vida de San Vicente de Paul, la cual había pedido que le leyeran, porque pensó que su trabajo, como el de San Vicente, ayudaría mucho a salvar a los niños que sufren.

Profesor Jerome LeJeune. Católico defensor de la vida y padre de la genética moderna El Dr. Jérome Lejeune es reconocido tanto por su fidelidad a la Iglesia como por su excelencia como científico. A los 33 años de edad, en 1959, publicó su descubrimiento sobre la causa del síndrome de Down, (la trisomía 21). En 1962 fue designado como experto en genética humana en la Organización Mundial de la Salud (OMS) y en 1964 fue nombrado Director del Centro nacional de Investigaciones Científicas de Francia y en el mismo año se crea para él en la Facultad de Medicina de la Sorbona la primera cátedra de Genética fundamental.


La Iglesia católica lidera la lucha contra el VIH

La Iglesia católica se encuentra a la cabeza mundial de la lucha contra el sida, aunque la opinión pública desconozca este hecho, reconoce el consejero de Cáritas Internacional para esta materia, monseñor Robert Vitillo, en declaraciones a Zenit.

Monseñor Vitillo ha manifestado en la XVII Conferencia Internacional sobre el Sida, que se está celebrando en México, su deseo de acabar con la «ignorancia que pesa sobre el inmenso trabajo que la Iglesia lleva a cabo desde hace décadas para responder al flagelo del sida». Según Vitillo esta conferencia ofrece «una ocasión excepcional para compartir entre todos los agentes implicados en la lucha contra esta enfermedad el máximo de conocimiento y experiencia posibles».

El representante de Cáritas Internacional resaltó que la Iglesia ofrece «antención pastoral a los enfermos que conviven con el virus», y que «muchas personas que conocen de primera mano el impacto del virus tratan de profundizar su relación con Dios». Además, Vitillo aclaró que el sida «no es un castigo de Dios», pues «Dios no castiga a la gente con enfermedades». La red Cáritas Internacional destaca que «la Iglesia es una de las mayores redes globales de servicios sanitarios, de la que dependen directamente en todo el mundo 5.246 hospitales, 17.530 dispensarios, 577 leproserías y 15.208 residencias para mayores, enfermos crónicos y discapacitados físicos y psíquicos.


El comercio.

Las doctrinas económicas de la Iglesia se derivaban de la Biblia, de las enseñanzas de los Padres griegos y latinos y de Aristóteles, cuyo prestigio era tan alto en el Siglo XIII que se le llamaba " El Filósofo". Otra influencia importante fueron el Derecho Romano y el Derecho Canónico formado por la legislación llevada a cabo en Concilios así como por Papas y obispos. Las doctrinas económicas de Santo Tomás cubren asuntos tales como la institución de la propiedad privada, el justo precio, la prohibición de la usura, asuntos que formaban el núcleo del pensamiento económico medieval. Sobre la propiedad privada, Santo Tomás establece que la institución está de acuerdo con la ley natural, puede ser regulada por el gobierno, el propietario está bajo el deber de compartir el uso de sus posesiones con otros, y la propiedad comunal se reserva solo para aquellos que desean conducir una vida de perfección.

Las raíces de la aportación católica a la economía de mercado se remontan a épocas aún más antiguas: Jean Buridan (1300-1358), por ejemplo, que fue rector de la universidad de París, realizó importantes aportaciones a la moderna teoría del dinero. En lugar de considerar el dinero como un producto artificial de la intervención del Estado, Buridan mostró cómo el dinero surgió no por decreto gubernamental sino del proceso de intercambio voluntario. Probablemente fue el franciscano Jean Buridan de Bethune (1300-1358) el primero que explicitó la teoría del dinero, de modo realista, como fenómeno del mercado, es decir, que la moneda nace naturalmente como mercancía.

La importancia que ha tenido la Iglesia Católica en el desarrollo del comercio mundial, desde la Edad Media. Si bien es cierto que la iglesia ha contribuido activamente en el desarrollo de la economía, nos damos cuenta que su influencia ha estado marcada principalmente por su relación directa con los estados y reyes, o bien, porque aquellos reformadores de la Iglesia, y por consecuencia de la economía, como lo fueron Martín Lutero y Juan Calvino en su época, profesaban fielmente la religión Católica.

Cuentas claras: Balance económico de la Santa Sede.

En el año 2008, el arzobispo Velasio De Paolis, C.S., presidente de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede, hizo público el balance económico de la Santa Sede correspondiente al año 2007. Es el balance más actual. En ese informe se refleja un déficit (número rojos) de 9 millones de euros, es decir, algo más de 14 millones de dólares. Durante el año 2007 la Santa Sede tuvo entradas por 236.737. 207 euros y salidas por 245.805.167 euros.

El balance depende de las entradas directas de donativos de diócesis, congregaciones religiosas y fieles de todo el mundo. Sus servicios sólo generan gastos. En la curia romana, por ejemplo, trabajan en total 2.748 personas (44 más que en 2006). Hay 929 jubilados. Aunque no es el único, uno de los motivos del déficit se debe a la pérdida del valor del dólar estadounidense pues buenas parte de las entradas de dinero que recibe son en esa moneda. Es ejemplar que, año con año, la Santa Sede haga público su balance económico de manera que cualquier persona o investigador pueda saber de dónde vinieron sus entradas de dinero y a qué fueron destinadas, cosa que no hacen los que critican las riquezas de la Iglesia.


Traducción, Canonización y promoción de la Biblia.

El esfuerzo en su recopilación, canonización y promoción de las sagradas Escrituras cristianas en el volumen que conocemos hoy como la Biblia, fue ensamblada por primera vez en el Concilio de Hipona en el año 393 de nuestra era. Dicho canon de 73 libros y 46 pertenecientes al llamado Antiguo Testamento, incluyendo 7 libros llamados actualmente deuterocanónicos cuales no son reconocidos por el canon judío-Tobias, Judit, 1 y 2 Macabeos, Sabiduría, Siracida y Baruc-, ni valorados igual que los canónicos por el protestantismo, y 27 al Nuevo Testamento, fue confirmado en el Concilio de Hipona año 392, Cartago en el año 397, y nuevamente confirmado y sellado por decreto en la cuarta sesión del Concilio de Trento del 8 de abril de 1546 (este último válido sólo para la Iglesia occidental).

Los textos usados por la Iglesia Católica en los primeros siglos fueron traducidos al latín y se llamaron la "Latina Antigua" o "Vetus latina". En el siglo IV el Papa Dámaso I ordenó a San Jerónimo crear una traducción de la Biblia según el canon de la iglesia Católica, adecuada para la oración y el uso litúrgico. La traducción completa se llamó Vulgata Latina, la cual es la versión oficial de la Iglesia desde entonces.

Lejos de ser la Iglesia quien prohibiera su lectura y promoción como erróneamente arguyen los protestantes, fue gracias a la Iglesia Católica quien salvaguardada por el Espíritu Santo, junto y en su orden la lista de libros los cuales católicos y no católicos reconocen como –La Biblia-. Los santos católicos Cirilio y Metodio por ejemplo tradujeron la Biblia al búlgaro antiguo en el siglo IX, (cf. Lengua y Literatura Latinas I, autores varios, Uned, Madrid, 1986, pág. 32, e Iniciación a la fonética, fonología y morfología latinas, José Molina Yébenes, Publicacions Universitat de Barcelona: Barcelona 1993, pág. 4); así, los búlgaros podían leer la Biblia en su lengua.

El monje católico Beda el Venerable tradujo al anglosajón o inglés antiguo el Evangelio de San Juan poco antes de su muerte, acaecida en el año 735, o sea: ¡en plena Edad Media, "la Edad de las tinieblas" Así los anglosajones disponían de evangelio para leer. (cf. Esteban Torre, op. cit., pág. 24). El historiador Giuseppe Riciotti, nos informa en su introducción a la Sagrada Biblia de que, en Italia, "la Biblia en lengua vulgar era popularísima en los siglos XV y XVI", y de que "desde el siglo XIII se poseen" traducciones italianas de la Biblia, aunque "se trata de traducciones parciales".


El calendario.

El calendario Gregoriano es actualmente utilizado de manera oficial en la mayoría de los países. Así denominado por ser su promotor el Papa Gregorio XIII, vino a sustituir en 1582 al calendario juliano utilizado desde que Julio César lo instaurase en el año 46 a.C . El calendario Gregoriano se adoptó inmediatamente en los países donde la Iglesia Católica tenía influencia. Sin embargo, en países que no seguían la doctrina católica, tales como los protestantes, ortodoxos, y otros, este calendario no se implantó hasta varios años (o siglos) después. Asi podemos viajar a cualquier país y, al comprar un calendario o almanaque, siempre será el calendario gregoriano del año en curso.
La Iglesia Católica y el alfabeto.

A lo largo de la historia han existido miles de alfabetos, de mayor o menor éxito. Occidente, sin embargo, sólo conoce tres alfabetos: el latino, el griego y el cirílico. El alfabeto latino, fue inventado por los romanos, y sin embargo, no existe ningún romano hoy que lo use para el objetivo para el que se inventó: hablar latín ¿Cómo llegó entonces hasta nuestros días, para convertirse en la base de la revolución informática? La historia nos dice que el latín era la lengua que empleó la Iglesia para sus libros y liturgias, y por lo tanto conservó su alfabeto hasta la actualidad.

Si bien el griego ha conservado una comunidad de hablantes a lo largo de la historia, su difusión en el resto del mundo también debe parte importante a que la Iglesia celebraba su liturgia en esa lengua, y que los textos del Nuevo Testamento originalmente se hayan escrito en griego. Finalmente, el alfabeto cirílico fue inventado por San Cirilo, precisamente para evangelizar a los pueblos eslavos del norte de Europa.

 
La Iglesia Católica y el arte.

El arte católico tiene sus orígenes en el arte cristiano general, siendo este tan viejo como el Cristianismo mismo. Respecto a dejar plasmada la fe de los primeros cristianos en esculturas y pinturas, quizás las más antiguas sean los sarcófagos romanos, que datan de comienzos del siglo II, cuando la Iglesia era considerada como una secta perseguida, sin embargo, las más tempranas imágenes cristianas fueron secretas e inteligibles solamente a los iniciados, como el pez la paloma, el buen pastor etc. Comenta el Papa respecto al arte:
“Desde siempre la Iglesia sostiene y promueve el mundo del arte, convencida de que su lenguaje es un vehículo privilegiado de progreso humano y espiritual. Vale la pena recordar también en esta circunstancia la inscripción que mi venerado predecesor Benedicto XIV hizo grabar en la puerta de ingreso del Museo cristiano: "Ad augendum Urbis splendorem et asserendam religionis veritatem" ("Para promover el esplendor de la ciudad de Roma y afirmar la verdad de la religión cristiana"). Benedicto XVI.

La Reforma protestante, produjo nuevas olas de destrucción de imágenes, a lo que la iglesia respondió con los dramáticos y emotivos estilos barroco y rococó, que aun asombran por su belleza. La arquitectura, la escultura y la pintura fueron utilizadas para el prestigio de la autoridad papal e ilustrar las verdades de la fe. En este sentido se puede afirmar que el barroco es la expresión estética de la Contrarreforma.

En efecto el arte y la arquitectura también tienen una gran deuda con la Iglesia católica, fue la Iglesia la que se opuso a la herejía de intentaron destruir el arte religioso en los siglos VIII y IX,. En los siglos siguientes, el patronazgo de la Iglesia, a través de la construcción de grandes catedrales y el encargo de innumerables obras de arte, fue el centro del arte y la arquitectura europeas. Los Papas, en particular, como patrones de muchos de los grandes artistas estuvieron detrás de la producción de muchas obras maestras.
 

La música.

Aunque se desconoce los orígenes de la música se dice que siempre ha existido junto con el lenguaje, incluso el controversial Charles Darwin desarrolló una teoría en la que explicaba el origen de la música como una solicitación amorosa, como hacen los pájaros u otros animales. La relación entre amor y música es conocida, en todos los periodos históricos (tanto en la Historia Antigua como en la Edad Media, o incluso en la música popular moderna).

En las sinagogas fue donde la música y el canto cobrarían una mayor difusión y uso. La Iglesia vio siempre en esta expresión una forma de evangelizar, donde a través de sonidos primeramente monódicos y fuerte presencia vocal, se relataba un pasaje bíblico o se destacaban virtudes y valores cristianos. La música sacra durante un servicio religioso para muchas iglesias es una parte fundamental de su liturgia. Se cantan kiries, himnos, salmos y canciones espirituales entonadas a Dios.

Un monje católico revoluciona la música poniéndole nombre las notas musicales. Guido d’Arezzo fue un monje benedictino catolico que ha pasado a la historia de la música como uno de los más importantes reformadores del sistema de notación musical. Fue un monje benedictino, teórico musical, figura central de la música de la Edad Media junto con Hucbaldo (840 - c. 930). Pero Guido de Arezzo es el responsable de los nombres de las notas musicales. En la Edad Media, las notas se denominaban por medio de las primeras letras del alfabeto: A, B, C, D, E, F, G (comenzando por la actual nota la). A Guido se debe la fórmula que permite memorizar la entonación precisa de las notas del hexacordo mayor, cuya nomenclatura (ut, re, mi, fa, sol, la) extrajo de las sílabas iniciales de cada hemistiquio del himno de san Juan Ut queant laxis. La nota ut posteriormente fue modificada y cambiada por Do por razones de fonética.

En aquella época solía cantarse un himno a san Juan el Bautista conocido como Ut queant laxis atribuido a Pablo el Diácono, que tenía la particularidad de que cada frase musical empezaba con una nota superior a la que antecedía. Guido tuvo la genial idea de emplear la primera sílaba de cada frase para identificar las notas que con ellas se entonaban. El texto latino de este himno rezaba así:

Ut queant laxis,
Resonare fibbris,
Mira gestorum,
Fámuli tuorum,
Solve polluti,
Labii reatum,
Sa(Si)ncte Ioannes.

Guido de Arezzo denominó a este sistema de entonación solmisación (en latín, solmisatio), y más tarde se le denominó solfeo. Posteriormente, en el siglo XVII, Giovanni Battista Doni sustituyó la nota “Ut” por “Do”, pues esta sílaba, por terminar en vocal, se adaptaba mejor al canto. También mucho más tarde, a finales del siglo XVI, fue introducida por Anselmo de Flandes la séptima nota, que recibió el nombre de SI (de Sancte Ioannes).

Los países donde no llegaron los músicos latinos siguieron con el antiguo sistema de las letras del alfabeto, tal es el caso de los países anglosajones, Alemania, los países escandinavos, etc. Probablemente, este método está basado en su trabajo en Pomposa, pero el antifonario que escribió allí no se conserva. Sin embargo, el Micrologus, escrito en la catedral de Arezzo, contiene el método de enseñanza que desarrolló. A Guido también se le atribuye la invención de la mano guidoniana.

Perfeccionó la escritura musical con la implementación definitiva de líneas horizontales que fijaron alturas de sonido, cercano a nuestro sistema actual y acabando con la notación neumática. Finalmente, después de ensayar varios sistemas de líneas horizontales se impuso el pentagrama griego: cinco líneas. El papa Juan XIX invitó a Guido a Roma. Posiblemente fue en 1028, pero pronto tuvo que volver a Arezzo debido a problemas de salud. Hermano protestante ahora ya sabes cuando toque o cantes estas entonando y tocando entre líneas el himno de San Juan.


El derecho internacional

Muchos otros aspectos de los sistemas legales occidentales deben su origen a la Iglesia, explica Woods. El código legal desarrollado por la Iglesia para su propio uso, el derecho canónico, fue el primer cuerpo legal sistemático desarrollado en la Europa medieval y conformó la base de los sistemas legales seculares posteriores.

El descubrimiento y conquista del Nuevo Mundo dio la oportunidad a los teólogos católicos de desarrollar lo que serían los principios legales y éticos para regir el trato de los nativos en los nuevos territorios. El más conocido de estos pensadores fue Francisco de Vitoria, un dominico al que se atribuye el haber dado fundamento al derecho internacional moderno. Defendió el principio de que todos los hombres son igualmente libres y tienen el mismo derecho a la vida, la cultura y la propiedad.

Vitoria, junto con otras figuras como su compañero dominico Bartolomé de las Casas, desempeñaron un importante papel en la defensa de las poblaciones nativas contra quienes buscaban tratarlas como una clase subhumana, legitimando así la esclavitud y otras clases de malos tratos. A pesar de estos esfuerzos se cometieron injusticias, observa Woods, pero los teólogos españoles hicieron importantes aportaciones a conceptos como los derechos naturales y la guerra justa.
 

La Organización

A través de los siglos, las normas administrativas y los principios de la orga- nización pública se fueron trasladando de las instituciones de los estados (como era el caso de Atenas, Roma, etc.) a las instituciones de la naciente Iglesia Católica, esa transferencia se hizo de manera lenta, pero efectiva, tal vez porque la unidad de propósitos y de objetivos principios fundamentales en la organización eclesiástica no siempre se encontraban en la acción política vigente en los Estados, acción generalmente impulsada por objetivos contradictorios de cada partido, dirigente o clase social.

James D. Mooney hizo un interesante trabajo de investigación sobre la estructura de la Iglesia Católica, mostrando su organización en el tiempo, su jerarquía de autoridades, su estado mayor y su coordinación funcional. La iglesia tiene una organización jerárquica tan simple y eficiente que su enorme organización mundial puede operar satisfactoriamente bajo el comando de una sola cabeza ejecutiva, el Papa, cuya autoridad coordinadora le fue delegada de forma inmediata por una autoridad superior. De hecho es la Iglesia católica la Religión mas organizada del mundo.

La estructura de la organización eclesiástica de la Iglesi sirvió de modelo para muchas organizaciones que ávidas de experiencias afortunadas pasaron a incorporar una infinidad de principios y de normas administrativas.La iglesia ha aportado infinidad de principios aplicables tanto a la macro empresa y a la micro empresa.

• Necesidad geográfica de controles autónomos. División geográficamente de la admón.

• Capacitación para los ejecutivos de acuerdo a su agenda.

• Libertad de decisión al ejecutivo.

• Seguridad de la capacidad de un individuo para el correcto puesto.

• Habilidad y dedicación al trabajo.

• El incentivo de la ascensión desde el los niveles inferiores.

• Capacidad de decisión de acuerdo al problema.

• Ser hábiles en todas las negociaciones.

• No al favoritismo parental en altos puestos.

Seguro que habra muchas cosas buenas que ha dado la Iglesia Catolica al mundo como la largismima lista de santos, la conservacion de las diferentes etnias indigenas gracias a la influencia catolica como en Mexico a diferencia de su vecino los Estados Unido de America del Norte, a la igualdad de valores entre hombre y mujer, la defensa de la vida, entre otras cosas que abarcan las doctrinas sociales de la iglesia.

4 comentarios:

Angelo dijo...

Cuantos ignoran el origen de los hospitales y de las escuelas. Como casi todo en esta vida que comporte un servicio a los demás. Dios es el inspirador de las buenas obras. Los hombres se olvidan pronto de los orígenes. Ha llegado el momento en que los religiosos y religiosas han sido expulsados de los hospitales. Qué gran exposición has hecho en este post. Te doy las gracias por ello.
Un saludo

Veni Domine Iesu dijo...

Saludo hermano Angelo, gracias por sus comentarios felices fiestas y que Dios te bendiga

MARISELA dijo...

Si todos pudieran ver lo que hace en nuestras vidas la fe y el seguir a Jesús!!!!Todas esas obras han sido hechas por personas que tenían una gran fe, que veían a Jesús en la vida de los otros, aún cuando fueran hombres comidos de gusanos, como los que atieneden diariamente las Hermanas de la Caridad de Madre Teresa.
Te deseo una Felíz Navidad en uni´çon con tu familia.

Veni Domine Iesu dijo...

Hola hermana Marisela, tiene razon cuntas religiosas y religiosos no han dejado sus vidas sierviendo a los demas han,tantas cosas que la Iglesia ha hecho en pro de los mas necesitados, me pregunto por que estas cosas casi no se comentan?

Le envio un abrazo y buenos deceos para usted tambien junto con los suyos, que Dios la bendiga.