miércoles, octubre 22, 2008

Como rezar el Santo Rosario

Has clik para agrandar


Promesas de nuestra Señora a Santo Domingo a quienes recen el Santo rosario.




1. Los que fielmente me sirven mediante el rezo del Santo Rosario, recibirán insignes gracias.


2. Yo prometo mi protección especial, y las más notables gracias, a todos los que recitasen el Santo Rosario.


3. El Rosario será la defensa más poderosa contra las fuerzas del infierno. Se destruirá el vicio; se disminuirá el pecado; y se vencerá a todas las herejías.


4. Por el rezo del Santo Rosario florecerán las virtudes; y también las buenas obras. Las almas obtendrán la misericordia de Dios en abundancia. Se apartarán los corazones del amor al mundo y sus vanidades; y serán elevados a desear los bienes eternos. Ojalá que las almas hiciesen el propósito de santificarse por este medio.


5. El alma que se recomienda a mí por el rezo del Santo Rosario, no perecerá jamás.


6. El que recitase el Santo Rosario devotamente, aplicándose a meditar los Sagrados misterios, no será vencido por la mala fortuna. En su justo juicio, Dios no lo castigará. No sufrirá la muerte improvisa. Y si es justo, permanecerá en la gracia de Dios; y será digno de alcanzar la vida eterna.


7. El que conserva una verdadera Devoción al Rosario, no morirá sin los Sacramentos de la Iglesia.


8. Los que fielmente rezan el Santo Rosario tendrán en la vida y en la muerte, la luz de Dios; y la plenitud de su gracia. En la hora de la muerte, participarán de los méritos de los Santos en el Paraíso.


9. Yo libraré del Purgatorio a los que han acostumbrado el rezo del Santo Rosario.

10. Los que permanecen como fieles hijos del Santo Rosario merecerán un grado elevado de gloria en el Cielo.


11. Se obtendrá todo lo que se me pidiere mediante la recitación del Santo Rosario.


12. Todos los que propagan el Santo Rosario recibirán mi auxilio en sus necesidades.


13. Para los devotos del Santo Rosario, he obtenido de mi Divino Hijo, la intercesión de toda la Corte Celestial, durante la vida y en la hora de la muerte.


14. Todos los que rezan Santo Rosario son hijos míos y hermanos de mi Único Hijo Jesucristo.


15. La Devoción al Santo Rosario es gran señal de la salvacion.





Acto de contrición


¡Señor mío Jesucristo!, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser Vos quien sois, bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón de haberos ofendido, porque he perdido el cielo y merecido el infierno. Ayudado de tu divina misericordia, propongo enmendarme y confesarme a su tiempo y cuplir la penitencia.Ofrezco cuanto hiciere en satifaccion de todos mis pecados confio en tu misericordia infinita me los perdonareis por vuestra preciosisima sangre, y me dareis gracia para nuca mas pecar. 



Símbolo de los Apóstoles.


Creo en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo su único Hijo, Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió al cielo y está sentado a la derecha de Dios Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la Comunión de los Santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne .


Padre Nuestro+Ave Maria+Gloria y Jaculatorias+Gloria al Padre,+ y al Hijo,+ y al Espíritu Santo.


R/ Como era en un principio ahora Y siempre y por los siglos Santos, Amén.
Maria Madre de gracia Madre de misericordia,
R/ En la vida y en la muerte amparanos gran Señora.
Sagrado corazon de Jesus,
R/ En vos confio y sed nuestro Rey.
Dulce e Inmaculado Corazon de Maria,
R/ Se la salvacion del alma mia. 



Oración de Fátima;


Oh, Jesús mío, perdónana nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno; lleva al cieloa todas las almas especialmente a las mas necesitadas de tu misericordia, asi sea.




Misterios gozosos (Lunes y Sabados)


1. La encarnacion del hijo de Dios.
2. La visitacion de Nuestra Señora a Santa Isabel.
3. El nacimiento del hijo de Dios. 4. la presentacion del Niño al templo.
5. El niño perdido y hayado en el templo.


Misterios dolorosos (Martes y Viernes)


1. La oracion del Huerto.
2. La flagelacion del Señor.
3. La coronacion de espinas.
4. Jesus con la cruz a cuestas rumbo al Monte Calvario
5. Cruxificcion y muerte de Nuestro Señor Jesucristo.


Misterios luminosos (Juves)


1. El bautismo de Jesús en el Rio Jordán.
2. Autorevelacion de Jesús en las bodas de Cana.
3. Jesus anuncia la llegada del Reino de Dios.
4. La Transfiguración de Jesús.
5. La institución de la Eucaristía en la ultima cena.


Misterios gloriosos (Miércoles y Domingos)


1. La Resurrección del Señor.
2. La Ascensión al cielo. 3. La venida del Espíritu Santo.
4. La Asunción de Nuestra señora.
5. La coronación de Nuestra Señora.


El salve.


Dios te salve Maria Santísima, Hija de Dios Padre. Antes del parto en tus manos ponemos nuestra fe para que la aumentes, llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús, Santa Maria madre de Dios ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte Amen. Dios te salve Maria Santísima, Madre de Dios Hijo. En el parto en tus manos ponemos nuestra esperanza para que la ilumines llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre Jesus, Santa Maria madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y e la hora de nuestra muerte Amen. Dios te salve Maria Santísima esposa de Dios Espíritu Santo. Después del parto, en tus manos ponemos nuestra caridad para que la inflames llena eres de gracia el Señor es contigo bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús, Santa Maria Madre De Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte Amen.

Dios te salve Reina y Madre de misericordia vida dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve, a ti llamamos los desterrados hijos de Eva, a ti suspiramos gimiendo y llorando, en este valle de lagrimas, Ea pues Señora abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tu ojos misericordiosos, y depues de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre, Oh clemente, Oh piadosa, Oh dulce Virgen Maria, ruega por nosotros Santa madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las gracias de nuestro Señor Jesucristo, Amen.



Letanías a la Virgen;


Señor ten piedad de nosortros / R. Señor ten piedad de nosotros.
Cristo ten piedad de nosotros / R. Cristo ten piedad de nosotros. Señor ten piedad de nosotros / R. Señor ten piedad de nosotros.
Cristo, óyenos / R. Cristo, óyenos. Cristo escúchanos / R. Cristo escúchanos.
Dios Padre, Creador del mundo / R. Ten piedad de nosotros.
Dios Hijo, Redentor del mundo / R. Ten piedad de nosotros.
Dios, Espíritu Santo / R. Ten piedad de nosotros. Trinidad Santa, un solo Dios / R. Ten piedad de nosotros. Santa María / R. Ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios / R. Ruega por nosotros.
Santa Virgen de las Vírgenes / R. Ruega por nosotros.
Madre de Jesucristo / R. Ruega por nosotros.
Madre de la divina gracia / R. Ruega por nosotros. Madre purísima / R. Ruega por nosotros. Madre castísima / R. Ruega por nosotros.
Madre virgen / R. Ruega por nosotros.
Madre incorrupta / R. Ruega por nosotros.
Madre inmaculada / R. Ruega por nosotros.
Madre amable / R. Ruega por nosotros.
Madre admirable / R. Ruega por nosotros.
Madre del buen consejo / R. Ruega por nosotros. Madre del Creador / R. Ruega por nosotros.
Madre del Salvador / R. Ruega por nosotros.
Madre de la Iglesia / R. Ruega por nosotros.
Virgen prudentísima / R. Ruega por nosotros.
Virgen Venerable / R. Ruega por nosotros.
Virgen digna de alabanza / R. Ruega por nosotros.
Virgen poderosa / R. Ruega por nosotros. Virgen misericordiosa. / R. Ruega por nosotros Virgen fiel / R. Ruega por nosotros. Espejo de justicia / R. Ruega por nosotros.
Trono de la eterna sabiduría / R. Ruega por nosotros.
Causa de nuestra alegría / R. Ruega por nosotros.
Vaso espiritual de eleccion / R. Ruega por nosotros.
Vaso precioso de la gracia / R. Ruega por nosotros.
Vaso de la verdedera devoción / R. Ruega por nosotros.
Rosa mística / R. Ruega por nosotros.
Trono de David / R. Ruega por nosotros.
Torre de marfil / R. Ruega por nosotros.
Casa de oro / R. Ruega por nosotros.
Arca de la alianza / R. Ruega por nosotros.
Puerta del Cielo / R. Ruega por nosotros.
Estrella de la mañana / R. Ruega por nosotros.
Salud de los enfermos / R. Ruega por nosotros.
Refugio de los pecadores / R. Ruega por nosotros.
Consoladora de los afligidos / R. Ruega por nosotros.
Auxilio de los cristianos / R. Ruega por nosotros.
Reina de los ángeles / R. Ruega por nosotros.
Reina de los patriarcas / R. Ruega por nosotros.
Reina de los apóstoles / R. Ruega por nosotros.
Reina de los mártires / R. Ruega por nosotros.
Reina de los confesores / R. Ruega por nosotros.
Reina de las vírgenes / R. Ruega por nosotros.
Reina de todos los santos / R. Ruega por nosotros.
Reina concebida sin la culpa original / R. Ruega por nosotros.
Reina asunta al Cielo / R. Ruega por nosotros.
Reina del santísimo Rosario / R. Ruega por nosotros. Reina de las familias / R. Ruega por nosotro
Reina de la paz ( 3 veces) / R. Ruega por nosotros. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo / R. Pedónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo / R. Escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo / R. Ten Piedad y misericordia de todos nosotros.


Oración final.


Bajo tu amparo nos acogemos,Oh Santa Madre de Dios. No desprecies las suplicas que te dirigimos en nuestras necesidades, antes mas bien líbranos de todos los peligros, Oh Virgen llena de glorioa y bendicion, Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las gracias y las promesas de nuestro Señor Jesucristo, Amen. (Se suele finalizar ofreciendo un Padre Nuestro, un Ave Maria, y un Gloria por las intenciones del Papa)


Breve historia del rosario.

En la antigüedad, los romanos y los griegos solían coronar con rosas a las estatuas que representaban a sus dioses como símbolo del ofrecimiento de sus corazones. La palabra “rosario” significa "corona de rosas".



Siguiendo esta tradición, las mujeres cristianas que eran llevadas al martirio por los romanos, marchaban por el Coliseo vestidas con sus ropas más vistosas y con sus cabezas adornadas de coronas de rosas, como símbolo de alegría y de la entrega de sus corazones al ir al encuentro de Dios. Por la noche, los cristianos recogían sus coronas y por cada rosa, recitaban una oración o un salmo por el eterno descanso del alma de las mártires. Desde el principio de la Iglesia, los cristianos rezan los salmos como lo hacen los judíos.


Mas tarde, en muchos de los monasterios se rezan los 150 salmos cada día. Los laicos devotos no podían rezar tanto pero querían según sus posibilidades imitar a los monjes. Ya en el siglo IX había en Irlanda la costumbre de hacer nudos en un cordel para contar, en vez de los salmos, las Ave Marias, a este “rosario corto” se le llamó “el salterio de la Virgen”. A finales del siglo XII, Santo Domingo de Guzmán sufría al ver que la gravedad de los pecados de la gente estaba impidiendo la conversión de los albigenses y decidió ir al bosque a rezar. Estuvo en oración tres días y tres noches haciendo penitencia y flagelándose hasta perder el sentido. En este momento, se le apareció la Virgen con tres ángeles y le dijo que la mejor arma para convertir a las almas duras no era la flagelación, sino el rezo de su salterio.


Santo Domingo se dirigió en ese mismo momento a la catedral de Toulouse, sonaron las campanas y la gente se reunió para escucharlo. Cuando iba a empezar a hablar, se soltó una tormenta con rayos y viento muy fuerte que hizo que la gente se asustara. Todos los presentes pudieron ver que la imagen de la Virgen que estaba en la catedral, alzaba tres veces los brazos hacia el Cielo. Santo Domingo empezó a rezar el salterio de la Virgen y la tormenta se terminó.


En otra ocasión, Santo Domingo tenía que dar un sermón en la Iglesia de Notre Dame en París con motivo de la fiesta de San Juan y, antes de hacerlo, rezó el Rosario. La Virgen se le apareció y le dijo que su sermón estaba bien, pero que mejor lo cambiara y le entregó un libro con imágenes, en el cual le explicaba lo mucho que gustaba a Dios el rosario de Avemarías porque le recordaba ciento cincuenta veces el momento en que la humanidad, representada por María, había aceptado a su Hijo como Salvador.


Santo Domingo cambió su homilía y habló de la devoción del Rosario y la gente comenzó a rezarlo con devoción, a vivir cristianamente y a dejar atrás sus malos hábitos. Santo Domingo murió en 1221, después de una vida en la que se dedicó a predicar y hacer popular la devoción del Rosario entre las gentes de todas las clases sociales para el sufragio de las almas del Purgatorio, para el triunfo sobre el mal y prosperidad de la Santa Madre de la Iglesia.

Que Dios te bendiga...

No hay comentarios: